Yihadismo más Allá de Siria y Europa

—Cristina Escobio—

Mientras Europa y Occidente en general no apartan su vista de París y se obcecan en la lucha contra el “Estado Islámico” en Siria, diversas zonas de África sufren la presencia de grupos yihadistas (como Boko Haram en Nigeria) y no dejan de sucederse atentados invisibles a los ojos de los medios de comunicación occidentales, rebosantes de noticias sobre el asalto policial al barrio parisino de Saint Dennis (que dejó dos muertes y alrededor de 8 heridos) y artículos sensacionalistas sobre la organización terrorista ISIS.

El pasado 18 de noviembre Boko Haram (Organización islamista radical afincada en Nigeria) efectuaba otro atentado suicida en un tranquilo mercado al norte de Nigeria.
Dos niñas, una tenía 11 años y otra apenas alcanzaba la mayoría de edad, eran obligadas por Boko Haram a cargar con chalecos explosivos y hacerse explotar en el mercado de la ciudad de Kano.
Veinte personas murieron y unas cincuenta resultaron heridas.
El atentado se produjo apenas 24 horas más tarde de otro atentado cometido en la ciudad de Yola, al noroeste del país, donde perdieron la vida una treintena de personas y unas 80 resultaron heridas. Es la segunda vez en este año que Yola sufre un atentado por parte de Boko Haram.
La organización ha ganado peso y con ello ha aumentado la magnitud de sus ataques, es difícil encontrar datos fiables porque el Gobierno de Nigeria tiende a minimizarlos y la organización terrorista hace lo opuesto, pero muchos expertos estipulan que unas 6.000 muertes pueden ser atribuidas a Boko Haram.

Pero, ¿Qué es realmente Boko Haram?
Es una organización terrorista nacida en Nigeria la cual en su inicio (sobre 2002) luchaba contra cualquier atisbo de elementos occidentales en la sociedad, sobretodo en la eduación y por ello su nombre (“Educación occidental prohibida” sería la traducción literal en lengua Hausa).
Aunque al principio su objetivo principal era ese, han aumentado su poder tras, en 2009, lanzar operaciones militares contra el gobierno de Nigeria, ser declarado grupo terrorista por Estados Unidos y confesarse parte del “califato” islámico al declarar que eran el área africana del mismo. Esto ha provocado que el ISIS y Boko Haram estén cada vez más unidos, pues para el primero supone una victoria en su deseada expansión.

Probablemente, y aunque no sea común ver noticias de Boko Haram (en general de ningún conflicto que tenga lugar en Africa) la mayoría de lectores de este artículo conocerán la organización por el secuestro en Abril del año pasado de 200 niñas de un colegio nigeriano, noticia de la que hicieron eco las redes sociales (principalmente twitter) con el uso del hashtag #BringBackOurGirls reivindicado por múltiples famosos e incluso importantes dirigentes políticos.

El ejército nigeriano afirma que son capaces de luchar contra la organización e incluso han llegado a declarar que le están ganando la batalla.
A pesar de ello y aunque efectivamente consiguiesen su objetivo, Boko Haram se expandiría a los países fronterizos, como muestra la imagen, uniéndose así a Libia, donde comenzó la expansión del ISIS en África.

ponkl

Estos dos últimos atentados se unen a una inmensa lista de sangrientos ataques efectuados en territorios africanos por diferentes grupos yihadistas.
Cabe destacar Al Shabab y Al Qaeda del Magreb Islámico, que operan en Somalia y en el norte de Africa respectivamente.
Al Shabab fue el responsable de la tristemente conocida matanza de la universidad de Garissa en Kenia, donde asesinaron a más de 140 estudiantes.

mmmmmpkol

Actualmente el foco de atención está en Europa y en todas las actividades del “Daesh”
, la tensión y la preocupación por la delicadeza de la situación se ven alimentadas por todo tipo de titulares que buscan la lectura rápida y el mayor número posible de lectores; Raramente aparecen noticias acerca de los grupos yihadistas africanos cuya actividad está suponiendo una verdadera amenaza en gran parte del continente.

A pesar de su escasa visibilidad en la prensa es nuestra tarea como jóvenes universitarios, interesados en la política, sensibilizados con lo que ocurre más allá de nuestras fronteras y activos en las redes sociales, denunciar estos hechos en la medida de lo posible para dar a conocer la situación de los que no pueden hacerlo.

Porque no solo “somos” París.
*Todas las imágenes pertenecen al periódico El País.

Deja un comentario