XVIII Congreso Nacional del Partido Popular

-Xabier Alberdi Goñi-

El fin de semana del 10, 11 y 12 de febrero ha acogido el XVIII Congreso nacional del Partido Popular. Sus militantes han discutido largo y tendido los últimos tres días sobre temas de actualidad y sobre la gestión interna del partido.

En contraposición a la tensión que se respira en el seno de otros partidos como PSOE y Podemos, el Partido Popular afrontaba la jornada con ganas de reafirmar su estabilidad. Compromisarios, únicos con derecho a voto, y militantes acudieron por primera vez el viernes 10 de febrero a la Caja Mágica en Madrid.

El Congreso llegaba con dos años de retraso, ya que las normas internas fijan que debe celebrarse cada tres años, y la decimoséptima edición se celebró en 2012. En general, bajo el lema de “España, adelante!” el PP apostó por mantener el rumbo.  El mejor ejemplo fue la reelección, casi unánime, de Mariano Rajoy como Secretario General del partido. Se ha alzado con el 95,65% de los votos. Los dos temas más destacados han sido la reforma constitucional y el referéndum independentista catalán. El presidente reafirmó la postura contraria de su partido hacia ambos. Según Rajoy, muchos catalanes han sido “engañados” con “el señuelo de la independencia” y se les “ha ocultado las consecuencias”. “Un proceso de secesión no es una poda agradable practicada por un amable jardinero es una amputación terrible y dolorosa, que no hay cirujano que salve”. Además, comentó que “Sí al diálogo con todos pero no aceptamos imposiciones, monólogos y contratos de adhesión”. De hecho, los diferentes portavoces insistieron en el tema del diálogo, y no solo entre partidos. Javier Arenas presumía de que este Congreso había sido el “más participativo y abierto de la historia de nuestro partido”.

El Congreso ha dejado algunos protagonistas. Para empezar, Rajoy mantiene a María Dolores de Cospedal como número dos del partido, a pesar del malestar de muchos militantes.  Fue uno de los momentos más tensos. El otro gran beneficiado ha sido Fernando Martínez Maíllo. El zamorano ha ido asumiendo cada vez más funciones desde su nombramiento como vicesecretario de organización en 2015. Finalmente, se le ha asignado el cargo de coordinador. El puesto  no figura como tal en el organigrama del PP, simplemente se ha recuperado. Según OK Diario, una de las claves para que Maíllo haya logrado semejante popularidad en el seno del partido en un periodo de tiempo tan corto es su contribución a la campaña electoral. “La idea de hacer una campaña mucho más cercana, en los pueblos y con la gente fue de Maíllo, fue un acierto y el presidente lo sabe” se dice.

Los populares también trataron de zanjar el asunto de la corrupción. La condena final de la trama Gürtel por parte del Tribunal Supremo de Justicia decretó penas de cárcel de 12 a 13 años para Francisco Correa, Pablo Crespo y Álvaro Pérez El Bigotes el pasado viernes 10 de febrero. En lo referente a esta condena, Mariano Rajoy aclaró que espera que “dentro de poco pase a ser historia, de la parte mala de nuestra historia”.

El Congreso finalizó al mediodía del domingo, con un discurso de más de 40 minutos sobre el respeto a la Constitución e insistente en el diálogo con el resto de partidos. Sin lugar a dudas, Rajoy ve inmortalizada su figura como absoluto referente, a diferencia del Congreso de 2008 donde vio amenazado su puesto. Toda una celebración de solvencia y fiabilidad, que sigue oponiéndose a cualquier tipo de cambio.

Deja un comentario