XV Certamen de Cantautor

-Felipe Palomino-

Como cada año, nuestro Colegio Mayor se vestía de gala para celebrar la XV edición del ya famoso Certamen de Cantautor del Colegio Mayor Santa María de Europa. Celebrado en la villa de Madrid, la riqueza de este evento ha conseguido atraer participantes de todas partes de España, e incluso parte del extranjero.

Después de una difícil e intensa preselección, veinte fueron los afortunados que tendrían la oportunidad de demostrar su talento en directo para el público asistente al foro de nuestro mayor. Nervios fuera, los días 20 y 21 de abril, cada uno de los veinte participantes fue desfilando por el escenario del foro, deleitándonos cada uno con tres temas de creación propia. Estaba en juego el pase a la gran final.

Se respiraba un gran ambiente en el foro, como en las grandes ocasiones. El público estaba entregado a cada verso y a cada estrofa. Y es que, como ya recordaron muchos de los participantes, el mayor premio no es el material, sino actuar, rendirse al público y disfrutar de la música. A pesar de las grandes actuaciones, sólo podía quedar uno. Bajo el criterio de los jueces, ocho fueron los elegidos para echar el resto y disputarse la gran final del día 22.

Todo estaba preparado, el gran día había llegado. La gran final no dejó a nadie indiferente. Cada guitarra, confesión, estribillo, dedicatoria y puesta en escena estaba bajo la lupa de público – que es soberano- y jurado. Con mucha expectación, llegó el momento crucial que todos estábamos esperando. Momento que dejó con la miel en los labios a Rubén Colete y Natalia Fustes, obteniendo el segundo y tercer puesto respectivamente, y proclamó campeón del XV Certamen de Cantautor a Ángel Calvo.

Una vez más pudimos ver el éxito de un evento en nuestro Colegio Mayor, gracias al trabajo y colaboración de los colegiales, decanos y resto de personal, que hacen cada año mejor al Europa. Para mantener viva la llama del Certamen de Cantautor hasta el año que viene, próximamente tendremos una cita obligatoria en la Sala Galileo Galilei, donde todos volveremos a entonar el ya familiar “Gracias a ti yo puedo escribir una canción de amor”.

Deja un comentario