Victoria de nuestros guerreros

-José Malo García-

Este pasado lunes 14 de noviembre asistimos al choque liguero dentro de la fase de clasificación para la liga El Corte Inglés de colegios mayores entre el Santa María de Europa y el Chaminade.

Vivimos un choque vibrante, con un buen comienzo del equipo del Santa, que partieron con un septeto inicial curtido en el balonmano: Rodrigo Robles, en el extremo izquierdo, aportando velocidad y buen hacer, Mateo Auñón, ejerciendo de capitán, añadió experiencia, electricidad y mucha calidad al equipo, como central empezó José Malo, con movilidad y juego con el pivote, Pedro Acuña, que más tarde se incorporaría al lateral para marcar a base de su potente tiro exterior, Eric Ure, empezando como lateral y luego como extremo derecho añadió una buena cantidad de goles sobre todo en el segundo periodo, por ultimo Carlos Pérez desde el extremo derecho. Ismael Díaz de portero, realizando una notable actuación y manteniéndose consistente a lo largo de todo el partido. Como único cambio el pivote Pablo Almodóvar, que entro en la segunda parte para aportar con su lucha, tanto en ataque como en defensa, sufrió dos rigurosas expulsiones que dejó al equipo en inferioridad durante cuatro minutos.

A pesar de la buena entrada de nuestro equipo en el choque, la primera parte se convirtió en poco vistosa debido a la cantidad de veces que se detuvo el juego y la defensa del Chaminade en muchas ocasiones algo desmesurada.

El Europa se encontraba cómodo con una ventaja de dos goles a mitad de primera parte, tras varios errores en ataque y defensa la ventaja se recortó hasta llegar al empate justo antes de llegar al descanso, cuando con una jugada brillante se consiguió un gol in extremis, con un rápido saque de medio que acabó con un fly de Pedro Acuña para  José Malo.

Con todo por decidirse en la segunda parte, el Santa siguió con buen pie, en un intercambio de goles entre ambos conjuntos, que llegó a complicarse ante buenos ataques del Chaminade. El equipo, y en especial a los jugadores Pedro, Mateo y Eric no se les arrugó el brazo ante la presión y llevaron al equipo a ir ganado por la mínima a falta de algo menos de veinte segundos. Con una dura defensa a dos de los mejores jugadores rivales y con un gran trabajo en equipo se llegó al fin del partido, con un libre directo del Chaminade muy escorado de la portería que supuso problemas al portero Ismael Díaz.

La afición se portó de diez durante todo el partido, animado sin cesar a su equipo.

El próximo partido y el último de clasificación ente el Mendel, esperamos el mayor apoyo para seguir con la andada del balonmano en el Santa María de Europa.

Deja un comentario