Viajes Espaciales, Geniales y Peligrosos

—Alejandro Pintos—

El espacio fascina al ser humano desde el comienzo de los tiempos. ¿Quién no ha soñado con poder viajar allí algún día? Y son los astronautas esos pocos afortunados. Esta profesión es muy admirada por la gran mayoría de la sociedad, por no hablar de la exigencia a la hora de conseguir tan apreciado cargo pues, no solo se necesita una inteligencia notable, sino que además se necesita una salud de hierro, gran forma física y una increíblemente fuerte mentalidad.

Este gremio ha aportado innumerables datos a la ciencia que han permitido avances que, incluso, han llegado a cambiar nuestra sociedad pues unos de los mayores logros de la ciencia es haber llegado a la luna el 16 de julio de 1969, hazaña que hoy en día ha sido ampliamente superada.

espacio

No obstante, poco se habla de los peligros que entraña un viaje espacial, ya que los seres humanos estamos diseñados para soportar la gravedad terrestre y su ausencia en los viajes espaciales, que inevitablemente los astronautas tienen que afrontar, tiene consecuencias importantes en la salud.

Estos problemas consisten en: deformaciones del esqueleto (que provocan problemas de cadera y espalda), gran pérdida masa muscular pudiendo causar atrofia, disminución de la producción de eritrocitos e inmunodepresión. Evidentemente la calidad de vida de estos profesionales se ve afectada por estos inconvenientes incluso teniendo en cuenta que se atenúan al retornar a la tierra.

Los expertos coinciden: la ciencia tiene como asignatura pendiente garantizar la salud de sus astronautas, por ello la inversión económica en este campo ha aumentado notablemente en los últimos años.

Deja un comentario