TTIP. El precio de la ley.

—Alejandro Pintos—

El TTIP o tratado transatlántico de inversión y comercio es un proyecto en curso entre EE.UU y la Unión Europea sobre actividades socio-económicas y políticas de ambas regiones. Su objetivo es el de hacer proliferar la actividad comercial entre ambos territorios, a través de la eliminación de barreras legales y fiscales que presenta la actual legalidad. Según las previsiones este tratado aportaría un enorme empuje a ambas partes debido a los grandes beneficios que conllevaría este acuerdo.

El secretismo con el que se está negociando este tratado roza lo ofensivo, y es que la clase política no lidera este asunto, ya que en realidad internacionales y lobbies se disputan la influencia sobre las nuevas oportunidades de comercio. Lo que nos lleva a pensar: ¿Tan poco valen nuestras leyes? Es decir nuestras normas de convivencia son realmente tan fáciles de modificar por el dinero, y como consecuencia ¿Se puede considerar al TTIP como un atropello a la soberanía popular? Ya que son las élites económicas quienes impondrán una legislación que evidentemente les favorecerá.

Otro punto esencial es que este tratado desembocaría en la privatización de servicios públicos siendo el sector más castigado la sanidad, la propiedad intelectual se vería afectada así como las leyes medio ambientales y los convenios laborales. Degradando al trabajador europeo a una posición mucho menos importante, ya que solo se respetaran 2 de los 8 convenios laborales aprobados a nivel europeo.

Como conclusión, he aquí otro ejemplo más de la subordinación de nuestra clase política ante las élites económicas. Y lamentablemente la sociedad (sobre todo la europea) sufrirá las consecuencias del mercantilismo al que somos sometidos constantemente.

Deja un comentario