Trump Reabre La Polémica Reconociendo Jerusalén Como Capital De Israel

-Javier Navarro- La semana pasada pudimos ver como el presidente de EEUU anunciaba oficialmente el reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel y, por consiguiente, el cambio de la sede de la embajada norteamericana. Trump afirma que la medida sirve para conseguir definitivamente la paz entre palestinos e israelíes. Además, se atribuye esta decisión como un acto de valentía, ya que todos los anteriores presidentes se negaron a reconocer Jerusalén por temor a ello. Pese a la insistencia de Trump de que se trata de una medida para conseguir la paz, Oriente Medio ya ha mostrado su disconformidad ante ello. A lo largo de la semana ha habido una ola de protestas por parte de la población árabe-musulmana. Un conjunto de organizaciones nacionalistas palestinas y de grupos islamistas han estado manifestándose en diferentes ciudades y ante las embajadas de EEUU alrededor del mundo. La paz árabe- israelí se ve, en definitiva, debilitada y confrontada. La parte más perjudica es la palestina. Los palestinos califican la medida de injusta y se ven, una vez más, maltratados por los intereses de los países más potentes. Jerusalén es una ciudad santa donde conviven judíos, musulmanes y cristianos. Una ciudad rota por la historia, que no ha logrado reestructurarse. Siempre ha estado reclamada por palestinos e israelíes, de esa manera la comunidad internacional decidió edificar todas las embajadas en Tel Aviv. Sin embargo, Trump ha hecho caso omiso a todo esto y pone en ventaja a la fuerza proisraelí. Una vez más, impone una medida sin el consentimiento de nadie, provocando más tensiones innecesarias en un territorio donde los nervios están a flor de piel. Washington ha mostrado su desinterés a los compromisos históricos. Las consecuencias pueden ser terribles, ya que reavivar la llama eterna de la violencia sumiría a la ciudad en una etapa oscura y devastadora.

 

Deja un comentario