Trump acusa a Rusia directamente de los ciberataques

-Pablo Muñoz-

Donald Trump da su primera rueda de prensa oficial como presidente de los Estados Unidos. En ella sigue su discurso habitual y en ella culpa al Kremlin de los ciberataques, además sigue confiado en que México pagará el muro. También asegura que serán el mejor gobierno que haya existido convirtiendo al país en el mayor productor de empleo del mundo.

Aunque advierte a Rusia de que no debería haber realizado los hackeos, dice que también podrían estar implicados otros países, y avisa que “no volverá a ocurrir” gracias a que “con conmigo como presidente nos respetarán mucho más de lo que lo hacen ahora”. También ha prometido que aprovechará su amistad con Putin para mejorar las relaciones entre ambas potencias para hacer más sencilla la tarea de acabar con el Estado Islámico, entre otras cuestiones.

Pese a que Peña Nieto, presidente de México, niega que vayan a pagar ni a construir un muro porque “atenta contra nuestra dignidad”, Trump insiste en que el levantamiento del muro se hará lo antes posible y que México lo pagará para “devolver el daño que han causado” y ratifica que el muro “se construirá inmediatamente” y mientras, negociarán con el presidente mexicano para que lo pague después.

Una de las frases más destacadas de su rueda de prensa es “seremos el mayor productor de empleo del mundo”. Para ello pide colaboración a las empresas que se encuentra en el país, y para evitar que abandonen el territorio, amenaza con crear nuevos aranceles e impuestos que lo imposibiliten.

Respecto al Obamacare (el seguro sanitario creado por Obama), confirma que será reemplazado nada más tomar posesión, pues es “un completo desastre” y garantiza “resolver el problema sanitario del país”, que “llenará de orgullo” a los ciudadanos. “Seremos el mejor gobierno que haya existido” declara.

Otro momento importante de la rueda de prensa llegó cuando finalmente confirmaba que dejaría el control de sus empresas a sus hijos, desvinculándose por completo de ellas para “centrarse en lo que hay que hacer”, aunque asegura que podría seguir gestionándolas perfectamente.

En lo que concierne a los impuestos que paga, romperá la tradición de los presidentes de EE.UU de hacer públicas sus declaraciones porque “es un asunto que solo importa a periodistas” y que “yo ya gané, no creo que eso le importe a los que me votaron”. Y no fue el único ataque a la prensa, pues Jim Acosta, periodista de la CNN, pidió la palabra varias veces, a lo que Trump respondía con un “cállese, cállese” y lo acusó de que tanto él como el medio para el que trabaja “crean noticias falsas”.

Deja un comentario