Resolución del Tribunal Supremo sobre las hipotecas


-Juan Cordón-

Hace unas semanas, el Tribunal Supremo era noticia por una resolución sin precedentes:
el banco debía pagar el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados de las hipotecas, no como
hasta entonces debía hacer el cliente. Hoy, ha rectificado y ha vuelto a la situación anterior: será
el cliente el que se haga responsable de dicho impuesto.

Esto sucede tras dos días de tensas deliberaciones entre los magistrados que forman la
Sala de lo Contencioso-Administrativo, con un resultado de 15 a 13 a favor de que se volviera a
la situación anterior, tan ajustado que si hubieran participado los tres jueces que faltaban, el
resultado podría haber sido otro.
El presidente de la sala, Luis María Díez-Picazo, tras rechazarse una propuesta de otra
magistrada a final de la tarde, fue el que se negó a seguir con las deliberaciones y hacer la
votación definitiva. Debido a su cargo, Díez-Picazo votó el último, siendo el resultado 14 a 13
en su momento de votación, y, no estando su propuesta favorita (que pagaran los bancos el
impuesto pero sin retroactividad), voto a favor de volver a la doctrina clásica.
Tras esta resolución, la imagen del Tribunal Supremo ha quedado muy perjudicada:
retroceder una sentencia que favorecía a la ciudadanía y que perjudicaba a las grandes
corporaciones financieras, no es algo que se pueda dejar pasar, sobre todo teniendo en cuenta
otras decisiones polémicas como las clausulas suelo.
Además, el desplome de los bancos en bolsa tras la resolución del 18 de octubre hace
pensar que la reapertura de la sentencia y esta nueva resolución se ha llevado a cabo por
presiones, y de ser así, sería un ataque directo contra la independencia de poderes. Aunque el
presidente del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, defienda que esta decisión se ha dado “por la
falta de claridad en la ley” y con completa “liberad de los magistrados”.
Las reacciones no se han hecho de esperar. Mientras que la ministra de Trabajo ha dicho
que “se tienen que respetar las decisiones judiciales”, Pablo Iglesias ha sido más crítico,
convocando una concentración frente al Tribunal Supremo para el 10 de noviembre a las
18:00h. También Albert Rivera ha criticado esta decisión, junto con asociaciones como FACUA
o la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU). El Presidente del Gobierno Pedro
Sánchez, además de criticar la medida, ha anunciado que cambiará la ley para que sean los
bancos los que paguen el impuesto mediante un decreto ley.

Deja un comentario