Rescatan ilesos a doce marineros gallegos hundidos en Asturias

-Cristina de Antonio-

El pesquero gallego, con base en la localidad coruñesa de Cariño, navegaba a unas 50 millas del norte de la costa de Navia cuando los marineros detectaron una vía de agua. Sin tiempo de reacción, la embarcación se hundió en apenas minutos, y los tripulantes saltaron a la balsa auxiliar evitando así hundirse con el barco.

Los marineros presentaban síntomas de hipotermia, pero sin gravedad según han confirmado desde el Salvamento Marítimo de Gijón, 8 de los tripulantes han sido recogidos por un helicóptero de salvamento y ahora se encuentran en la base del puerto de El Musel, mientras los 4 restantes fueron rescatados por el Pesca 2 llevándolos al puerto gallego de Viveiro.

El atunero avisó a las 15:20 de que se iba a pique a unas 50 millas del norte Navia, por ello acudieron rápidamente desde Galicia los helicópteros Pesca 2 y Helimer 209 y desde Gijón acudió el helicóptero Helimer 211. Por mar fueron movilizados las embarcaciones “Guardamar Concepción Arenal”; así como un tercer buque, junto a un mercante que se encontraba por la zona del hundimiento

Pese a que en un primer momento temieron por sus vidas, dado el riesgo meteorológico extremo activado en el noroeste peninsular, los helicópteros no tardaron en avistar el bote salvavidas con todos ellos a bordo.

Respecto a las causas del hundimiento del buque dedicado a la pesca de la merluza, apuntó que se vio afectado por un “temporal muy grande” y que “no les dio tiempo a encontrar un punto de abrigo”.

“Son gente muy conocida en la zona” indicó el alcalde José Miguel Alonso Pumar, para reconocer que ayer la villa coruñesa tenía “el corazón en un puño”. “Afortunadamente los daños más importantes que hay que lamentar son solo desperfectos en la embarcación”, señaló en clara referencia al resultado del rescate. “Han perdido el barco, pero mantienen la vida”, celebró el regidor, que no perdió la oportunidad de ensalzar la labor de Salvamento Marítimo en unas condiciones tan adversas.

Deja un comentario