Premios Goya 2019

-Juan Cordón- El pasado 2 de febrero tuvieron lugar los Goya, los premios de la Academia de las Artes y de las Ciencias Cinematográficas de España. Fue la primera vez que la gala se celebró en Sevilla, bajo la dirección de los cómicos Andreu Buenafuente y Silvia Abril, hecho que provocó bastantes cambios en la gala.

Uno de los más importantes fue que los presentadores escribieron casi por completo el guion de la gala, por lo que la gala fue menos pesada que años anteriores. También, las actuaciones de Rosalía, Amaia Romero y Rozalén entre otras, hicieron que tanto las personas del auditorio Fibes del Palacio de Exposiciones y Congresos y los espectadores no sufrieran una gala tan soporífera como las que hubo en años anteriores.

Campeones y El Reino, dos de las películas candidatas, partían como favoritas y no defraudaron: la primera triunfó como Mejor Película y la segunda como Mejor Dirección y Mejor Guión. El Reino fue la película más galardonada, con 7 premios a su favor, que además de la Mejor Dirección, Antonio de la Torre consiguió el Goya a Mejor Actor Principal. Pero sin duda, el momento más emotivo de la noche fue cuando Luis Vidal, premio a Mejor Actor Revelación por Campeones, hizo un discurso que conmovió a toda España, agradeciendo por una parte a la Academia por dar visibilidad e inclusión a la diversidad funcional en el cine y por otra a sus padres, apoyo incondicional en su vida.

Otras de las películas galardonadas fueron Carmen y Lola en Mejor Dirección Novel, cuya directora le dedicó el triunfo a aquellos que niegan el amor libre y los derechos de la mujer, y Mejor Actriz Revelación. Quien te cantará fue galardonada con el premio a Mejor Actriz Revelación gracias al papel de Eva Lorach y La Enfermedad del Domingo solo consiguió el premio de Mejor Actriz Principal, que alzó Susi Sánchez. Además, películas como La Sombra de la Ley, Roma o El Hombre que Mató a Don Quijote, también fueron premiadas.

Durante la gala hubo momentos muy comentados y claros homenajes, como por ejemplo el pegamento de los sobres, que más que pegamento era silicona industrial, que provocó que muchos de las personas que entregaban los premios tuvieran problemas para abrirlos. Además, entre ellos, algunos no se entendieron muy bien, como por ejemplo la presentación de los premios “colgantes” de Berto y Broncano, o la aparición en el escenario de una tuna, una batukada y una charanga.

En cuanto a los homenajes, el Goya de Honor fue para Narciso Ibáñez Serrador, que aunque debido a su delicado estado de salud no pudo asistir a la gala, se lo entregaron los grandes directores del género fantástico español, como J.A. Bayona, Alejandro Amenábar o Álex de la Iglesia. También, al celebrar el 30 aniversario de la película Mujeres al borde de un ataque de nervios, Almodóvar y «sus mujeres” fueron las encargadas de entregar el Goya a la mejor película.

Y aunque la gala cosechó gran cuota de audiencia, también tuvo sus problemas, entre los que destacó la intervención de Amaia Romero, que al ver que no funcionaba bien la música, pidió que volviera a empezar, cosa que ni Rozalén ni Judit Neddermann se atrevieron a hacer. Otro fallo también grave, durante el ad memoriam, la realización usó un enfoque global del auditorio en vez de enfocar la pantalla para saber quiénes eran los que este año nos dejaron. Aún así, estos problemas técnicos no empañaron una gala llena de risas, reivindicación y sobre todo, celebración del cine español.

Deja un comentario