“Por supuesto, las mujeres deben ganar menos dinero que los hombres porque son más débiles, más pequeñas y menos inteligentes”

-Pilar Gil Blanco-

El pasado miércoles, el eurodiputado polaco Janusz Korwin-Mikke protagonizó una misógina intervención durante un debate en el Parlamento Europeo sobre la brecha salarial. “¿Sabe usted qué papel ocupaban las mujeres en las Olimpiadas griegas? ¿La primera mujer griega? Se lo digo yo, el puesto 800. ¿Sabe usted cuántas mujeres hay entre los primeros cien jugadores de ajedrez? Se lo diré: ninguna. Por supuesto, las mujeres deben ganar menos que los hombres porque son más débiles, más pequeñas, menos inteligentes”, aseguró ante el pleno de la Eurocámara Korwin-Mikke, que no está adscrito a ningún partido político.

En su defensa la socialista Iratxe García respondió “Señor diputado, según usted, según sus teorías, yo no tendría derecho de estar aquí como eurodiputada”. “Sé que le duele y le preocupa que hoy las mujeres podamos estar representando a los ciudadanos en igualdad de condiciones como usted. Yo aquí vengo a defender a las mujeres europeas de hombres como usted”.

Sin embargo, no es la primera vez que Korwin-Mikke protagoniza una polémica en el Hemiciclo europeo. En el año 2015 fue suspendido durante 10 días y sancionado con una multa de 3.000 euros por apología al nazismo. En dicha ocasión, protestó contra una iniciativa de crear un billete europeo de transporte extendiendo el brazo derecho y afirmando “No apoyáis la diversidad, apoyáis la unificación. Esta vez es un reich, un pueblo, un ticket. En otra intervención sobre inmigración meses después, se refirió a los miles de refugiados que huyen de la guerra en su país como “basura humana”.

Además, también duda de que Adolf Hitler ordenara el Holocausto y asegura que de ser juzgado hoy, sería absuelto. “Matar a millones de personas no era el objetivo de Hitler. Muéstreme una sola frase que pruebe que sabía acerca del exterminio de judíos”, dijo en una entrevista a una revista polaca recogida por el Times of Israel. “De tener que ser juzgado hoy, sería exonerado. Hitler merecería ser colgado, pero no por esto”.

Libertario en lo económico -se comió su declaración de la renta para protestar contra los impuestos- y absolutista en lo político, fue miembro del Parlamento polaco entre 1991 y 1992. Entre 2011 y 2015 lideró el partido ultraderechista Congreso de la Nueva Derecha, pero terminó destronado por tener dos hijos fuera del matrimonio. Ahora preside el partido euroescéptico KORWiN, Korwin-Mikke fundado en 2015.

En una entrevista con el británico Observer en 2014, argumentó que el semen de un hombre puede determinar la forma de pensar de las mujeres con las que se acuesta. De hecho, las citas de Korwin-Mikke son tan notorias que hay una página de Facebook dedicada a ellas. Las palabras del polaco han despertado tal indignación, que incluso se ha iniciado una petición en change.org para expulsar al eurodiputado.

Las palabras de este detractor de la UE, han llevado al presidente de la institución, Antonio Tajani a iniciar una investigación  contra el eurodiputado polaco. Además, Gianni Pittella, líder de los Socialistas y Demócratas (S&D), ha reclamado la imposición de una sanción ejemplar hacia Korwin-Mikke ya que estas declaraciones “no pueden quedar impunes”.

Deja un comentario