¿POR QUÉ RIHANNA SÍ?

-Carmen Rodríguez-

Rihanna es a día de hoy e indiscutiblemente, un icono musical pero también una icono de la moda. Es entendible puesto que todo le queda  bien (o eso es lo que muestra). Nos encanta ver como, ponga lo que se ponga, ella siempre va impoluta.

La pregunta es por qué es capaz de ser más sexy que una modelo de Victoria Secret cuando claramente, su cuerpo no se asemeja. La respuesta es clara: hace estilísticamente lo que quiere y donde quiere.

Y como era de esperar, a esto le tenía que sacar provecho económico, ¿cómo? creando su propia línea de ropa.

Su trabajo como directora creativa en la campaña más exitosa de Puma (Fenty x Puma) ha triunfado hasta tal punto que, el próximo 29 de noviembre recibirá en NY el galardón otorgado anualmente por la revista Footwear News al “zapato del año”, siendo la primera mujer gracias a sus famosas creepers en recibir tal galardón y substituyendo al anterior premiado Kanye West. Y es que es tal el éxito de Fenty que su stock está continuamente agotado y otros diseñadores ya han solicitado la colaboración de la de Barbados. Como en el caso de Manolo Blahnik quién tras el triunfo de su colaboración en Denim Desserts, no ha dudado en volver a trabajar con la artista en la creación de tres exclusivos diseños de botas Savage.

Pero si nos paramos a pensar Rihanna hacía unos años estaba prácticamente olvidada, fue su disco Anti el que la volvió a relanzar. ¿Por qué? Anti es el disco más real de la artista. Forma parte de un largo trabajo que nos sorprende dejando atrás su carácter tan comercial y pasa a ser “distinto, más personal.

Lo que acompaña a su nuevo disco y lo que nos conquista estilísticamente no es se trata del estilo en sí mismo, sino de actitud. El look de Rihanna no se define en un estilo (cada día nos sorprende con un drástico cambio) pero sí en una actitud de la que hablábamos al principio: por fin una tía que que se pone lo que quiere, vaya donde vaya, y si Rihanna puede permitírselo nos inspira a todas a poder hacerlo, se convierte en un icono al que admirar.

Sólo ella es capaz de ir a una gala con un vestido hecho de cristales de Swarovski y ser la misma que la que se llena de rastas de la noche a la mañana. Su gira deja de ser un pase en lencería como el de la mayoría de artistas y de vez en cuando muestra su “impoluto look despreocupado” protagonizado por prendas holgadas al más estilo “Yeezy”.

Desde Cara Delavigne, Gigi Hadid o Jennifer López (primera colaboración con Manolo Blahnik) en su viedeoclip Aint Your Mama, no se han resistido en enfundarse en los diseños de moda de la artista.

Deja un comentario