Palestina nunca será televisada

—GALO ABRAIN—

“La revolución no será televisada” fue el titulo que recibió el documental de  Kim Bartley & Donnacha O´Briain sobre el golpe de estado que sufrió el gobierno de Hugo Chavez en Venezuela en abril del 2002 , por una coalición entre la oposición y empresarios pudientes del país ,en contra de unas reformas que limitarían la privatización de materias primas y su extracción por parte de empresas privadas en el país . Mientras que la revolución bolivariana de Chavez nunca fue televisada, el golpe de estado fue caldo de cultivo para las televisiones y medios de información del mundo entero. Ha sido hasta hoy el único golpe de estado en Latino América retransmitido en los medias internacionales.

En noviembre de 2013, se produce el “euro-maidan”, los partidistas a la integración europeísta de ucrania , movilizados por partidos fascistas y de ultra-derecha ucraniana (Pravy Sektor) protagonizaron una serie de altercados , que mantuvo en vilo a toda la comunidad internacional. Estos conflictos que duraron 3 meses y 2 días, se saldaron con alrededor de un centenar de muertos y unos 200 mil heridos .Esta tragedia civil  fue seguida de manera constante por los medios occidentales que informaban día a día de los conflictos existentes en las calles de Kiev , tachando a los grupos europeístas , y nacionalistas ucranianos de héroes luchando por el derecho a decidir, de un pueblo asfixiado por un gobierno pro-ruso y corrupto ( elegido democráticamente, no lo olvidemos). Parece que Kim Bartley & Donnacha O´Briain  se equivocaban y  “la revolución si será televisada” , aunque se les olvido alguna palabra , algo como “ la revolución beneficiosa, si será televisada” sería algo más apropiado.

Parece que al igual que las revoluciones beneficiosas si serán televisadas, los genocidios no beneficiosos no. Aquí nos encontramos, con la realidad que vive el pueblo Palestino desde hace mas de 70 años, cuando en 1948  se declaro el estado independiente de Israel y David Ben-Gurion dijo  Israel ha sido la cuna del pueblo judío. Aquí se ha forjado su personalidad espiritual, religiosa y nacional. Aquí ha vivido como pueblo libre y soberano; aquí ha creado una cultura con valores nacionales y universales.Estas frases de esperanza para un pueblo en ese momento asolado por un genocidio perpetrado por el nazismo, parecía abrir un mundo de paz, para un pueblo que ha sido atacado y litigado por siglos de antisemitismo ( en 1492 , fueron expulsados de España por los reyes católicos , sin ir más lejos). Sin embargo lo peor estaba por llegar, y las víctimas del genocidio, pasaron progresivamente a ser los verdugos de este.

Palestina está hoy olvidada. Habiendo perdido más de 3 cuartos de su territorio original y miles de civiles ( la Oficina Central Palestina de Estadísticas que abarca el período comprendido entre el 29 de septiembre de 2000 hasta el 31 de diciembre de 2010, hubo 7.342 palestinos muertos en ese tiempo, de los cuales 5.015 murieron en la Franja de Gaza. Alrededor de 1500 niños palestinos en Gaza y Cisjordania. Y 1.400 israelís de los cuales 1000 eran de origen militar ). La tierra que perteneció a los palestinos hasta la segunda guerra mundial , está siendo hoy violada, por las fuerzas militares israelís , para construir preciosos pisos adosados y centros comerciales de lujo. Desde los acuerdos Camp David (1978) esto ya no es una guerra , es un genocidio , donde el invasor viste colores azul y blanco , con unas cuantas estrellas que lo empujan a sus espaldas.

Por desgracia en occidente tenemos una venda grapada a los ojos que ciega a la mayoría de la población. Unos medios de comunicación que nos mantienen en una cueva de Platón donde la realidad, son sombras que no sabemos si son reales o la imagen de una realidad alternativa.

Palestina existe. Sigue sufriendo día a día el genocidio israelí , mientras los medios de comunicación solo retransmiten fragmentos aislados del conflicto que parecen dejar a Israel como un perro peligroso que muerde solo de vez en cuando pero que es en general bondadoso.

Los estados, controladores directos o indirectos de estos medios, tienen grandes dificultades para acusar a Israel de ningún crimen, algo que vemos en la ausente sanción hacia los actos de barbarie antes descritos, por la Union-Europea, o la ONU , que no cortaron sus largos brazos militares como la OTAN , contra Libia , o Yugoslavia.

El odio es como un veneno, que uno toma esperando que muerda otro. No podemos esperar respuestas humanas por parte de un estado que ya ha perdido la imagen del pueblo palestino como un pueblo humano y lo visiona como un enemigo alienado que merece la exclusión o la muerte.

La diputada Ayelet Shaked, del partido «Hogar Judío» dijo recientemente en el parlamente israelí, acerca del conflicto palestino  “Tienen que morir y sus casas deben ser demolidas. Ellos son nuestros enemigos y nuestras manos deberían estar manchadas de su sangre. Esto también se aplica a las madres de los terroristas fallecidos” (no podemos olvidar que estamos hablando de una diputada electa y con representación en un país que posee una fuerza de presión importantísima en el mundo entero). Lógicamente tampoco podemos esperar, respuestas absolutamente pacifistas por parte de un pueblo que se está viendo exterminado y que mordió ese veneno hace ya muchos años.

Hamas y la Yihad atentaron ayer 18 de noviembre en una sinagoga Israelí dejando 8 víctimas y varios heridos, noticia que ha corrido como la pólvora en los medios. Es la primera noticia sobre el territorio israelo-palestino que recibimos, desde los bombardeo del gobierno israelí sobre la franja de Gaza del 3 de junio de 2014 .Motivados por el secuestro de 3 estudiantes israelís por el grupo islámico Hamas , estos ataques dejaron como resultado 2 188 muertos palestinos ( centro palestino de derechos humanos) y 60 soldados muertos israelís ( fuerzas militares israelís). Estos conflictos recibieron además una imagen, cuanto menos impactante, donde un grupo de ciudadanos Israelís contemplaban como si de un cine al aire libre se tratase, los fuegos que provocaban los bombardeos en la franja de Gaza (foto adjunta).

Los medios de comunicación sin embargo mantienen su silencio frente a Palestina y sus muertos  ,mantienen silencio frente a los crímenes que debieran ser condenados , mantienen silencio , mantienen sus intereses. Ayer martes 19 de Noviembre se voto en el parlamento español, la aceptación del estado palestino por el gobierno español. La respuesta israelí a este decreto, presupone que esta aceptación ,aleja la paz, una paz que como hemos visto ellos parecen obviar e incluso renegar. Esta noticia seguramente no tenga mayor trascendencia pero para Palestina es algo indispensable y que tardaba en llegar.

Esperemos que la revolución Palestina  sin beneficios, si ,sea televisada.

 

(Grupo de israelís contemplando con aplausos el bombardeo de la franja de Gaza . La periodista que realizo esta fotografía e informo del acto, fue inmediatamente despedida de la CNN.)

Deja un comentario