Pablo Iglesias liderará PODEMOS

-Clara García López-

El pasado domingo 12 de febrero se celebró el Congreso de Podemos en el Palacio Vistalegre en Madrid. Con el resultado de este congreso se establecerían las bases del partido y al presidente de la secretaría general. La participación en la votación ha sido de 155.275 personas cuyos votos han dado el resultado siguiente: Pablo Iglesias ha ganado la secretaría general de Podemos con un 89% de los votos y tendrá el control del 60% del partido. El duelo entre Íñigo Errejón y Pablo Iglesias finalmente ha acabado con la victoria de Iglesias quien se queda con la a secretaría general, la dirección y los cuatro documentos que se votaban: político, organizativo, ético y de igualdad.

Los resultados de la votación han sido inesperados y Pablo Iglesias ha logrado 37 de los 62 consejeros, mientras que Errejón ha conseguido 23 y, además, ha sido superado por Pablo Echenique como consejero. Y han completado los consejeros dos Anticapitalistas que entran por primera vez. Así, el secretario general conserva los amplios poderes, como tener amplios poderes para convocar consultas sin aprobación de la dirección.

En el primer discurso el líder de Podemos ha prometido acabar con la división y ha subrayado su voluntad de constituir un “gran bloque histórico” con sus aliados para ganar al PP y gobernar España. Al final del discurso se ha visto la división con Errejón, ya que se ha colocado junto a Rafael Mayoral e Irene Montero, marcando así el distanciamiento con hasta este momento su número dos.

El futuro de Errejón, por otro lado, pende de un hilo pues Pablo Iglesias lo quiere mantener en la Ejecutiva pero podría perder la Secretaría Política y el ser portavoz parlamentario. Al final y tras conocer el resultado Errejón ha pedido a Iglesias que respete el “mandato de Pluralidad” a cambio de aceptar los resultados.

Así, se han establecido las bases del partido hasta el próximo Congreso y el sistema organizativo que seguirá manteniendo el camino actual de toma de decisiones que le dificulta conseguir pactos con el resto de partidos para la forma de gobierno, mientras que la política de Errejón se decantaba por un “cambio de rumbo” y de “iniciativa parlamentaria” para conseguir coalición con el resto de partidos.

Deja un comentario