NUEVO ATAQUE YIHADISTA EN ESTRASBURGO

– Silvia López-

Al parecer, según la policía francesa, el responsable del atentado es un jóven de 29 años llamado Chérif Chekatt, el cual residía en en la calle Tite-Live, situado en la perifería. El suceso ocurrió la noche del martes pasado, cuando el hombre mató a tiros a tres personas, además de herir a doce más en el centro de la ciudad y de dejar en estado de muerte cerebral a otra de ellas.

Esto contaban un grupo de jóvenes residentes en el barrio y que conocían al presunto terrorista. Según ellos, no hablaba mucho ni estaba relacionado con nadie. La policía registró el apartamento donde residía Chérif, curiosamente era un edificio de ocho plantas, el más alto del barrio.

Se conocen antecedentes y condenas de algunos de sus familiares cercanos; Sus padres estaban retenidos preventivamente, al igual que sus dos hermanos. EL presunto culpable ha pasado gran parte de su vida entre rejas, cumpliendo parte de las condenas que recibió tanto en Francia como en Alemania y Suiza, sobre todo por atracos y robos entre otro tipo de delitos. Su expediente estaba procesado y etiquetado como “Delincuente común´´, cabe añadir que el ministro del interior Christophe Castaner, conocía de su existencia y estaba al tanto de sus actividades.

Según las fuentes, su radicalización fue progresando en la cárcel, los policías al darse cuenta de esto lo archivaron con un expediente especial para personas investigadas por presunta o sospecha de radicalización.

La ministra francesa de Justicia, Nicole Belloubet, informó de que Chérif cumplió dos penas de prisión de dos años cada una, cumpliendo ambas en su totalidad. En Suiza fue condenado a un año y medio de cárcel por sucesivos atracos, aunque sólo cumplió dieciséis meses. También en Alemania estuvo en prisión, donde cumplió un año antes de ser expulsado a Francia, todo esto, además de ser condenado el pasado 2016 a un año y tres meses de cárcel acumulado por atracos.

Poco antes del trágico suceso del martes pasado, las autoridades francesas fueron a buscarlo a su vivienda, donde no hallaron ni rastro de él, hasta que poco después tuvo lugar el acto terrorista.

Deja un comentario