Másteres Como Churros

-Bea Jauregui-
El pasado martes día 21 de marzo saltaba a la luz una curiosa noticia. “Cristina
Cifuentes obtuvo su título de máster en una universidad pública con notas falsificadas”.
Así es como eldiario.es publicaba la noticia que tanto está dando que hablar estos
días.
La presidenta de Madrid, Cristina Cifuentes se matriculó durante el curso 2011/2012
en el Máster de Derecho Autonómico ofrecido por la Universidad pública Rey Juan
Carlos (URJC). Mientras los alumnos “comunes” nos ganamos los aprobados a base
de estudiar, Cifuentes moviendo sus “hilos” y publicando a su vez tweets como
“trabajando en la tesis doctoral” obtenía un doctorado por arte de magia.
Y es que, como se observa en el portal intranet (una de las muchas páginas web que
facilita la universidad para conectar a sus alumnos con un “campus virtual”) sus notas
cambiaron de un “no presentado” en 2012 a un “notable” en 2014.
“El pequeño empujoncín” no queda ahí y es que además de ayudar a Cristina,
Margarita Cifuentes, la hermana de la actual presidenta de Madrid fue contratada
como profesora visitante en la URJC, acto tildado de ilegal puesto que según la LOU
(Ley Orgánica de Universidades), esta mujer no cumplía con los requisitos
establecidos en la normativa de Madrid (“provenir de otro centro, ser un profesional de
reconocido prestigio y con actividad previa como investigadora”).
Este último escándalo no es un caso aislado y es que se suma a la serie de nefastas
decisiones llevadas a cabo por el antaño rector de la Rey Juan Carlos, Fernando
Suarez. Quien saltó a la fama por haber copiado la tesis doctoral de una alumna en
2008.
La Universidad Rey Juan Carlos no vive desde luego su mejor década, pero más allá
del prestigio o reconocimiento ganado por la universidad, que desde luego nunca ha
sido calificada dentro de las mejores ¿En qué lugar quedamos sus alumnos?¿Nos
regalarán a todos el máster al acabar la carrera, o solo a los más “destacados”
alumnos?

Deja un comentario