Macklemore y Ryan Lewis dejan huella en Madrid

–Carmen Molina Chacon–

El 1 de Abril en el antiguo Palacio de los Deportes de nuestra capital, el dúo estadounidense formado por Ryan Lewis y Macklemore, ofrecía un concierto lleno de sorpresas, dinamismo, y mensajes con gran trasfondo, que sin duda a ninguno de sus fans dejó indiferentes.

Ben Haggerty, más bien conocido por su nombre artístico Macklemore, nació en 1983 en Seattle (Washinton). Tenía tan solo seis años cuando comenzó a interesarse por el Hip Hop, catorce cuando comenzó a escribir canciones del género y diecisiete cuando empezó su carrera musical. En el año 2000, Macklemore se atrevió a lanzarse de lleno en el mundo del Hip Hop con un trabajo en solitario llamado ‘Open Your Eyes’. Tras lanzar el nuevo álbum ‘The Language of My World’ en 2005, el rapero estadounidense tuvo un periodo difícil dónde abuso de las drogas y el alcohol, por lo que el artista tomo la decisión de iniciar un programa de rehabilitación.

Hacía un tiempo, Macklemore había conocido a un productor, Dj y fotógrafo profesional, Ryan Lewis. Ambos comenzaron a trabajar juntos, dando lugar a varios álbumes, entre los que cabe señalar ‘The Heist’ en 2012. El tema ‘The thrift Shop’ les dio su primer éxito en la lista de éxitos Billboard Hot 100 en Estados Unidos, y con el tema ‘Can’t Hold Us’, Macklemore & Ryan Lewis alcanzaron la cima de las listas de éxitos. Fueron ganadores de cuatro premios Grammy en la ceremonia de 2014 incluyendo los premios como Mejor Álbum de Rap (The Heist), Mejor Canción de Rap y Mejor Interpretación de Rap (ambos con ‘The Thrift Shop’) y Mejor Nuevo Artista. Este último premio supone toda una paradoja para Macklemore puesto que hacía once años desde su primer disco.

El rap que el dúo propone no se caracteriza en absoluto por la agresividad tan extendida y representativa del género, sino que Macklemore y Ryan Lewis hacen de sus canciones una reivindicación contra toda injusticia social y discriminación por razón de sexo, raza, estereotipos sociales y homosexualidad. Ambos suponen actualmente una referencia musical en el rap para muchos jóvenes.

El pasado 1 de Abril llegaban a la capital española para dejar huella. Macklemore, Ryan Lewis y muchos invitados más, venían a transmitirnos sus buenas vibraciones y a hacer de aquella noche un gran espectáculo. El Palacio de los Deportes se preparaba ya expectante para la llegada del dúo. Todo listo, venían a dejarnos boquiabiertos.

Raury, uno de los alumnos de Kenye West, dio pie al acto durante la primera media hora como telonero, mostrando su mezcla de  sonidos eclécticos entre los géneros de Soul, Hip Hop y Folk. Tras la apertura con el joven de 19 años, el dúo arrancó con el tema de ‘Light Tunnels’ de su nuevo disco.

Durante todo el concierto, el público pudo disfrutar de una magnifica puesta en escena repleta de disfraces, bailes, luces, bromas y algún que otro símbolo significativo. El más transcendental, una bandera del orgullo gay y la imagen de una iglesia en ‘Same Love’, una canción que apoya un cambio necesario en el pensamiento de la sociedad y la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo. No menos importante fue el lanzamiento de galletas al público en la canción de ‘Let’s eat’, que pide a la sociedad que los estereotipos físicos sean erradicados. Consideran que es necesario dejar atrás los cánones de belleza tales como la extrema delgadez. Ryan Lewis, aunque callado como de costumbre, también aportó dinamismo y ritmo al escenario, utilizando distintos tipos de instrumentos, entre ellos un extintor.

También destacaron menciones como la necesaria demanda de ayuda a los refugiados, y el discurso reivindicativo que concedió el trompetista contra el racismo y la discriminación del colectivo afroamericano. ‘Cuando es de noche y miras al cielo, te das cuenta de que es negro, y te gusta, te parece bonito, ¿entonces por qué no iba a serlo una persona con color?’.

El concierto fue transcurriendo y desde aquel primer momento hasta el final, la multitud no dejó de saltar, gritar, cantar, aplaudir, e ineludiblemente, de vivir y sentir aquella experiencia. Las canciones que más motivaron al público fueron ‘Wings’ y ‘Can’t Hold Us’. Dieciocho temas que con sus letras y su música emocionaron al público. Terminó con la canción ‘Downtown’, donde Macklemore lucía la misma vestimenta que en el videoclip y llevaban consigo una bandera española y confeti rojo y amarillo. Los fans lucieron amplias sonrisas tras el concierto, pues el dúo sin duda superó todo tipo de expectativa.

Su visita a España no acabó aquí, a Macklemore, Ryan Lewis y al resto de acompañantes pudo vérseles por el centro de Madrid, desde el ayuntamiento y el Paseo de la Castellana, hasta la discoteca Kapital, siempre mostrándose receptivos y afectuosos con sus fans. Esperemos que vuelvan pronto y sigan sorprendiendo como en cada una de sus visitas.

Deja un comentario