Loewe: pasado, presente, futuro

-Claudia Bennasar-

Si tuviéramos que definir la marca Loewe, seguramente la relacionaríamos con el lujo y lo convencional. Realmente, esa es su línea, y es que después de tantos años en el panorama de la moda, el público ya conoce su mensaje. Sin embargo, este año celebra su 170 aniversario, y nos da la sensación de que algo ha cambiado dentro de la marca.

Se trata del “nuevo Loewe”, motivado por el reto de hacerse hueco en la mente de los jóvenes, pero eso sí, sin olvidarse de su tradición y su clientela de siempre. Al mando de este plan se encuentra Jonathan Anderson, su actual director creativo, que desde 2013 ha ido reinventando la marca sin perder un milímetro de su esencia. Gracias a él, la marca vive un renacimiento que promete concederle sus años dorados.

Así pues, con motivo a todos estos años, Loewe grita a los cuatro vientos su cambio: inaugura la primera Casa Loewe, organiza una exposición conmemorativa y lanza un libro que recoge las mejores imágenes de la historia de la casa.

Para la primera de ellas, se ha elegido el edificio que hasta entonces constituía la sede de la firma, situado en la encrucijada entre Goya y Serrano. A lo largo de sus tres pisos, y a modo de galería de arte, se muestran distintas colecciones y secciones especiales con productos de piel exótica y encargos a medida, sin olvidar la elegante floristería de la planta principal. Aun así, lo que más llama la atención es la integración de algunas piezas artísticas entre todo lo clásico, de las cuales destaca un mural que recrea motivos del pasado, presente y futuro.

Precisamente ese concepto le da título a la exposición del Pabellón Villanueva del Jardín Botánico de Madrid: “Loewe: Pasado, Presente, Futuro”. En él se ofrece una muestra de piezas “vintage” y actuales extraídas de los archivos de la casa, así como imágenes relacionadas con la historia de la marca y sus raíces españolas. Además, encontramos una colección de 13 fotografías de arreglos florales, obra de Steven Meissel, un icono en la fotografía del mundo de la moda.

Finalmente, el broche final lo encontramos en la publicación de un libro editado por Luis Venegas. En este, encontramos una sucesión de fotografías que nos cuentan el recorrido histórico que ha trazado la marca.

En definitiva, Loewe lo tiene claro: la modernidad se halla en saber visualizar el futuro, poniendo siempre de base los clásicos por los cuales no pasa el tiempo.

Deja un comentario