Llévatelo por un guiño

–Andrea García García–Amazon estudia despedirse del sistema de contraseñas y dar paso a un nuevo método de pago. La compañía está analizando la posibilidad de que los clientes confirmen la compra de los productos mediante un selfie o un mini vídeo en el cual se pueda verificar su identidad.

El objetivo de esta innovación es reforzar la seguridad de los compradores. Según un estudio realizado por Nominalia en España, el 38,2% de los usuarios no cambia casi nunca sus contraseñas, e incluso, emplea fechas de nacimiento, su nombre o el de sus parejas. Además, uno de cada diez utiliza el mismo código en todas sus cuentas y perfiles en la red.

La empresa multinacional avanza hacia este sistema defendiendo a través de un informe que “en muchos casos, al usuario no le es fácil teclear las contraseñas en los dispositivos móviles, ya que la pantalla táctil es más pequeña o puede ser difícil elegir los elementos del teclado con un dedo humano relativamente grande”.

Asimismo, la empresa estadounidense se adentra en este proyecto porque “las contraseñas pueden robarse o ser descubiertas por otras personas que pueden hacerse pasar por el usuario, suplantándolo en una gran variedad de procesos”. Tal usurpación también podría darse utilizando una fotografía del usuario que va a realizar la compra. Esta es la razón por la que idean que la acción sea en movimiento, ya que como aclaran en el informe: “No es fácil falsificar un rostro en 3D capaz de guiñar el ojo o parpadear”.

La compañía de comercio electrónico se suma así a las nuevas alternativas encabezadas por  Windows 10 y su escaneo facial para iniciar sesión, iPhone 6 y su desbloqueo mediante la huella dactilar, o el pago de la compra de Mastercard con un sistema muy similar al de Amazon que se pondrá en marcha a partir del próximo otoño.

Deja un comentario