Las ventajas de ser un marginado

—JUAN CONTERA—

 

Sinopsis

Las ventajas de ser un marginado reproduce la serie de cartas en las que un adolescente, Charlie, redacta cómo se siente respecto de su grupo de amigos, explicando sus vivencias y conflictos dentro de este, y tratando temas como la amistad, el amor, las drogas, el sexo y la superación de varias dificultades que se le presentan a lo largo de su primer año de instituto.

CRÍTICA marginadofd

 

Antes del visionado de esta película he de decir que esperaba o que tratase de una forma divertida y satírica la forma de vida de un “marginado” escolar; o bien que se desarrollase como una romanticona película “teen”. Sin embargo, fue muy grata la sorpresa que me llevé al verla, pues su tema principal es la adolescencia desde una perspectiva real, fresca, impredecible, conmovedora, diferente, profunda, y lo que es más importante: creíble; lo que no abunda en este género.

Para empezar, el argumento nos sitúa en los años noventa, lo que ya de por sí es un planteamiento algo distinto en este tipo de películas. A partir de esto, se narran, en primera persona, las experiencias del protagonista, Charlie, durante su primer año de instituto; su inicial dificultad para relacionarse; y su posterior desarrollo personal.

perk-of-being-wallflower-pic02Sin embargo, lo interesante de la película no es lo que cuenta, sino el cómo, pues se basa puramente en las emociones que transmite, poniéndote en todo momento en la situación del papel que desempeña brillantemente el joven Logan Lerman (ejemplo de esto es la vergüenza ajena y la incomodidad que sentiréis seguramente en ciertas “cagadas” sociales de Charlie). Además, el resto del reparto no está nada mal, destacando Ezra Miller y Emma Watson, con unas actuaciones muy acertadas y cargadas de una jovialidad contagiosa.

 

También considero de especial interés varios puntos álgidos presentes en el transcurso de la película, transmitiendo cada uno diversas emociones, de modo que en unos su optimismo te llena de júbilo; en otros, te divierte o incomoda; mientras que en otros su trágica forma de ver las cosas resulta incluso punzante; aunque en todos los casos, muy estimulante. Esta variedad de emociones transmitidas es, junto a las actuaciones y la empatía que estas producen, uno de los puntos más fuertes del largometraje, los que, a mi modo de ver, se ven un poco castigados por el desgarrador desenlace, que rompe un poco con la línea argumental hasta entonces desarrollada, dejando al espectador descolocado, confundido y con un amargo sabor de boca, pero complacido por su simbólica escena final.

A su vez, cierta magia de la película reside en su credibilidad, pues no se basa en historias ni personajes ideales, sino en seres y sentimientos humanos que confluyen en situaciones realistas y cotidianas que logran identificarse con el espectador y a su vez mantener su atención, pues ese realismo se ve muy bien contrastado con la imprevisibilidad de cada situación.

Por último, cabe destacar su buena dirección, guión, montaje y música, de lo que la película fundamentalmente se nutre para transmitir emociones tan vivas e intensas.

Desde luego, “Las ventajas de ser un marginado” no ha resultado ser la película que me esperaba, y por ello me ha gustado, emocionado, divertido y, a su vez, entretenido. Una película notable, creíble y conmovedora.

the-perks-of-being-a-wallflower-crying

Deja un comentario