La Vida de los Canguros

-María Oyanguren-

El canguro o macropus giganteus, es un animal procedente de Oceanía, conocido por desplazarse dando saltos y por poseer una bolsa en la zona abdominal para criar y transportar a sus crías.

Hay muchas especies distintas de canguro, pero las tres principales son las siguientes: el canguro rojo, el canguro gris oriental y el canguro gris occidental. Las diferencias de color, tamaño y peso entre estas especies se determina por el lugar de Australia en el que viven, ya que se dan unas condiciones climáticas y ambientales diferentes.

En este artículo trataremos cinco curiosidades sobre estos animales tan simpáticos.

Comenzando por el origen de su nombre. ¿Por qué ‘canguro’? Bien, después de investigar diferentes teorías y posibilidades, la más documentada y por tanto más real es que los aborígenes australianos (Guugu Yimithirr), dotaban a la palabra ‘gangurru’ del significado de canguro gris y cuando el explorador James Cook llegó a estas tierras lo escribió por primera vez como ‘kangaroo’ en inglés. De ahí que en castellano se llame ‘canguro’.

thumbnail_SO5XKHTWMZF47A3X5ATA7YMPH4En su reproducción encontramos que los canguros lo hacen de manera diferente dependiendo de la especie a la que pertenezcan. Por ejemplo, los canguros rojos son oportunistas, ya que sólo se reproducen cuando las condiciones son las idóneas para su cría. Por otro lado, los canguros grises se reproducen durante todo el año pero los partos aumentan en los meses de primavera y verano.

El proceso de reproducción es el siguiente: el macho persigue a la hembra y la husmea, ademas de tocar su cola con la pata trasera. Este ‘cortejo’ puede durar desde unas pocas horas o hasta 3 días. Después el apareamiento es breve, entre unos minutos y una hora como máximo.

Las crías nacen a los 28 o 36 días, sin pelo, ciegas y sordas. Es por eso que pasan los siguientes 8 meses dentro de la bolsa y cuando salen siguen regresando para mamar durante 6 meses más y hasta que no alcanzan la madurez sexual no se separan de su madre.

En cuanto a su forma de desplazarse, son los únicos animales de un tamaño grande que se desplazan dando saltos, los dan moviendo sus patas traseras a la vez y es una manera mucho menos cansada y rápida de desplazarse. Pueden alcanzar hasta los 70 km/h en cortas distancias y pueden ir a 40 km/h durante 2 km. Para moverse despacio utilizan su cola como trípode ya que sus pies son demasiado largos y se desequilibran. Para un humano sería como andar hacia delante con aletas de buceo.

Una curiosidad sobre su alimentación es que ya que Tasmania es el productor más grande de amapolas para el uso legal de opio, los canguros se las comen, por lo que están drogados la mayor parte del tiempo. Aunque esto no les impide seguir su vida que, como ultima curiosidad, se prolonga hasta los 18 años de vida.

Deja un comentario