La “España vaciada” inunda Madrid

– Pablo Muñoz Campaña-

Cerca de 100 000 personas se manifestaron en la capital el 31 de marzo. La movilización reclamaba medidas contra la despoblación del mundo rural del interior.  Fue respaldada por 80 plataformas y organizaciones repartidas por todo el territorio español.

Los manifestantes comenzaron el recorrido en la Palza de Colón y gritaban consignas como “queremos estudiar en el mundo rural”, “los pueblos no son solo para verano”, o “España despoblada, España arruinada” mientras la lluvia caía sobre ellos. La falta de inversión en los pueblos ha creado una situación de abandono de estos lugares, que deja a los ancianos a su suerte mientras empuja a los jóvenes a las grandes ciudades.

El mundo olvidado que existe en el interior se puede ver a cualquier nivel. Falta de transporte público básico, poca o ninguna conexión de carreteras y ferrocarril con otros territorios o falta de personal e infraestructura educativa y sanitaria son algunos de los muchos males que afectan a un 90% del territorio español en el que solo vive un 20% de la población.

Aunque se propuso que ningún partido político se apropiara de la manifestación, todos han aprovechado para ganarse el voto de la España despoblada. La medida estrella por parte de la mayoría de partidos es en el ámbito fiscal, prometiendo bajadas de impuestos a aquellos que residan en poblaciones menores a 5 000 habitantes. Sin embargo, ninguno profundiza en la situación ni propone proyectos de infraestructuras.

La despoblación del interior es un problema que parece no tener solución a corto plazo. Si la administraciones no toman pronto medidas urgentes, será demasiado tarde para algunas poblaciones.

Deja un comentario