La escuela más famosa de diseño cumple este año un siglo

-Sara Ricoy- La Bauhaus fue una escuela de diseño, arquitectura y arte que nació en 1919 de la mano de Walter Gropius en Weimar, Alemania. A pesar de que solo estuvo en activo 14 años el legado que ha dejado fundamental, llegando a ser considerada actualmente como la escuela más influyente del s.XX.

La filosofía de la escuela residía en considerar que una reforma de las enseñanzas artísticas sería la base para una consiguiente transformación de la sociedad burguesa de la época, de acuerdo con el pensamiento socialista de Gropius. En la historia de la esuela podemos diferenciar distintas etapas: la primera se extiende de 1919 a 1923 y fue idealista y romántica; la segunda, de 1923 a 1925 podemos considerarla mucho más racionalsita, y en la tercera que comprende desde 1925 hasta 1929 la escuela alcanzó su mayor reconocimiento, coincidiendo con el traslado de esta de Weimar a Dessau. Posteriormente, en 1930, bajo la dirección de Mies van der Rohe se trasladó a Berlín y allí cambió por completo la orientación de su programa de enseñanza.

Uno de los principales ideales de Gropius era representado mediante la siguiente frase: «La forma sigue a la función». Buscaba la unión entre el uso y la estética.

La famosa escuela alemana sentó las bases de las actuales profesiones de diseño industrial y diseño gráfico pues estas no fueron concebidas hasta que fueron concebidas por La Bauhaus. Además, esta escuela también sentó las bases de la nueva Arquitectura Moderna. Según Laura Fernández (escritora para brandemia.org): La Bauhaus no fue “un ecuentro casual de talentos y excéntricos” como muchos lo entendieron en aquel momento, sino la unión entre el arte y la artesanía con el diseño y la cultura con el objetivo de construir un mundo diferente. Profundizando un poco en el contexto en el cual nació la escuela nos damos cuenta del por qué de estas palabras: la Bauhaus supuso una ruptura absoluta con las tendencias anteriores y la creación de esta escuela era necesaria en una sociedad que, tras quedar devastada por la guerra del 14, lo estaba pidiendo a gritos. Además Gropius atendía a las necesidades prácticas de la población, sin descuidar el diseño y la belleza, pero evitando la división entre artesano y artista, pues en sus propias palabras: «La recuperación de los métodos artesanales en la actividad constructiva, elevar la potencia artesana al mismo nivel que las Bellas Artes e intentar comercializar los productos que, integrados en la producción industrial, se convertirían en objetos de consumo asequibles para el gran público».

Para poder hacernos bien a la idea de cuán importante fue La Bauhaus para la historia del diseño y el arte en general cabe destacar que las obras de La Bauhaus en Weimar y Dessau fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1996.

Con motivo del centenario de La Bauhaus,, Alemania este año estará repleta de acontecimientos en memoria de la escuela. En el país de las salchichas y la cerveza se ha creado una asociación llamada Bauhaus Verbund 2019 que será la encargada de dar vida a un festival, exposiciones y numerosos eventos y en Berlin, Dessau y Weimar se inaugurarán tres museos dedicados a la famosa escuela de arquitectura, diseño y artes.

Se puede encontrar más información sobre el centenario y las actividades en: https://www.bauhaus100.com/

Deja un comentario