KARL LAGERFELD

-Sara Ricoy-

Karl Lagerfeld ha fallecido este martes en París a los 85 años, tal y como ha confirmado Chanel. El diseñador era director artístico de esta histórica marca desde 1893 y ya se dudaba de su estado de salud desde el último desfile de alta costura de la marca al que no asistió.

Lagerfeld nació en la ciudad alemana de Hamburgo en 1933, tan solo unos meses más tarde de la llegada de los nazis al poder. Desde joven tuvo claro que quería dedicarse a la moda, motivo principal por el que se mudó a París a los 19 años. El alemán se definía como “una ninfómana del trabajo”, quizás fue esto lo que le llevó a trabajar como diseñador para algunas de las casas de moda de mayor renombre: Balmain, Patou, Chloé, Fendi o Chanel, además de crear su propia marca en 1974 y trabajar en ella hasta el final de sus días.

Pero por la labor que será más ampliamente recordado es por la que llevó a cabo como director creativo de Chanel. En 1985, Alain Wertheimer, propietario de Chanel llamó a la puerta del “káiser de la moda” para que pusiese orden en la histórica casa de moda que  estaba en aquel momento en crisis. Aunque tuvo sus dudas en si aceptar o no finalmente entró en la marca y reinterpretó todos los códigos tradicionales que en su día instauró Coco: tweed, bailarinas bicolor, sombreros, perlas… (todos ellos carácterísiticos de la marca).

A pesar de haber hecho pantente que no quería despedidas trsites y sentidas a su muerte, infinidad de referentes del mundo de la moda han publicado sinceras muestras de afecto por el diseñador en redes sociales.

Mirando un poco hacia el futuro: ¿qué pasará tras la muerte del mítico hombre de las gafas? Pues bien: su sucesora en la dirección artística de la marca será su mano derecha durante más de 30 años y actual directora del estudio de creación de moda: Virginie Viard. Esta ha sido designada por Alain Wertheimer, presidente de moda de la maison Chaneel que valora la confianza que Karl Lagerfeld siempre depositó en ella.

Por otro lado es interesante el dato de que la principal heredera de la fortuna del diseñador será su gata Choupette, que recibirá cerca de 150 millones de euros.

A pesar de ser un icono de la moda en toda regla y un gran profesional en su ámbito, Lagerfeld también fue un hombre muy polémico (yo personalmente no simpatizo nada con este icono) y se coronó como tal pronunciando frases como:

  • “Las mamás gordas que se sientan frente al televisor con sus bolsas de patatas fritas son las que dicen que las modelos delgadas son feas… Nadie quiere ver mujeres gordas”
  • “Nadie quiere ver mujeres con curvas en las pasarelas”
  • “¡Si no quieres que te bajen los pantalones, no te conviertas en modelo! Métete en un convento de monjas. Allí siempre hay sitio. ¡Siempre están reclutando gente!” “Odio a la gente fea, son muy deprimentes”
  • “Odio terriblemente a los hombres bajitos y feos…”
  • Sobre Dominique Strauss-Kahn, ex presidente del FMI acusado de abuso sexual: «Es un hombre tierno, siempre que uno no sea mujer»
  • “Compra tallas pequeñas y menos comida”

Joyas como las que acabamos de leer esbozan el perfil de un hombre gordófobo, xenófobo, antifeminista. Es impresionante que alguien tan mediático como el alemán se preocupase tan poco por la imagen que podían dar de él declaraciones como estas. Más todavía me sorprende que no lo consiguiesen y la gente lo venere como si estas no fuesen palabras salidas de su boca.

 

Deja un comentario