INCONGRUENTE PANORAMA POLÍTICO ESPAÑOL

-Felipe Palomino Moraleda-

La noticia más esperada en diez meses para la ciudadanía española ya está preparada para ser portada en todos los periódicos este domingo, “España ya tiene gobierno”. Lo que se supone que es lógico y que en cualquier país no debería ser noticia después de unas elecciones, ya que se supone que inmediatamente después de estas tiene que haber un gobierno. Pues no, en España, como siempre hacemos las cosas diferentes que el resto, y a nosotros nos ha costado casi un año formar gobierno.

Hasta llegar a esta situación han pasado multitud de situaciones, a cada cual más bochornosa para la sociedad española, desde decir “no” al rey hasta intentar formar un gobierno de perdedores con más de cuarenta partidos con una única idea en común: gobernar yo para que no gobierne el otro.

Pues bien, si todo sigue el guion establecido, el sábado 29 de Octubre, Mariano Rajoy será investido en segunda votación con los votos a favor de su partido, más los de Ciudadanos, Coalición Canaria y la famosa abstención del PSOE.

Curiosamente las incongruentes actitudes de los líderes políticos nos han conducido a la situación más lógica y legítima que se preveía desde el 20 de Diciembre. Digo incongruente porque la situación es de locos si lo analizamos sujeto por sujeto.

Por un lado Marianono, dijo que no al rey cuando este le encargó en primer lugar la tarea de formar gobierno y desde el 20 de Diciembre no ha movido un dedo por intentar evitar las elecciones (eso sí, sabiendo que en el caso de repetirse por vez tercera, sería otra vez el gran beneficiado), y sin embargo el próximo sábado será proclamado por segunda vez presidente del gobierno de España.

Por otro lado el PSOE, que tras diez meses jugando con el “No es no, ¿Qué parte del no, no ha entendido?”(famosa frase del ilustre Pedronono), ha entendido que al menos por esta vez debe ser un partido responsable con sentido de Estado, desbloquear la situación y dejar gobernar al partido que ha ganado las elecciones con más de 50 escaños de diferencia respecto a ellos, segunda fuerza política. Lo inexplicable de los socialistas es que, para una vez que actúan bien, hacen lo correcto y pueden autoproclamarse héroes nacionales por haber desbloqueado la situación, no lo hacen, y no sólo no lo hacen, sino que además salen con la cabeza agachada como si hubieran cometido un delito. Claro, salen cabizbajos gracias, como no, a la presión mediática de los medios de comunicación tomados por la izquierda radical, que han tomado vida propia después de ser creados por Soraya para que Podemos asaltara al PSOE.

Como siempre, no podía faltar Pablo Iglesias en este show de la incongruencia. En su discurso en la sesión de investidura de hoy, “Coleta morada” le replicaba a Mariano, que lo que no han conseguido en las urnas, lo van a conseguir con lo que los podemitas han denominado “abstencionazo”. Como sabemos Podemos ha irrumpido con fuerza en el

parlamento, pero claro, no han conseguido su objetivo de gobernar, no han conseguido el poder que tanto ansiaban, y eso a los podemitas les duele. Pero en vez de afrontar la realidad como cualquier partido político de altura, ellos no, ellos intentan hacer un gobierno formado por más de 40 partidos, con independentistas, comunistas y cualquiera que pasara por allí, un gobierno de perdedores, y eso para el señor Iglesias es legítimo, no como que gobierne el partido que ha ganado las elecciones con una diferencia de más de 50 escaños respecto al segundo, claro, ¿Cómo va a ser legítimo algo que sea diferente a sus ideas? Ahí está la lógica de la izquierda, gobernar en todo aquel lugar donde no se gane (véase Madrid, Valencia, etc…) gobernar con cualquiera que pase por ahí, con un único plan de gobierno, echar al PP de los territorios donde ha ganado en las urnas y derogar todo lo que éste ha hecho anteriormente. Así se resume la lógica podemita.

Por último tenemos a Rivera, que aun siendo coherente, no sabe por dónde le llueven las tortas. Primero debe aclarar sus principios, que los está perdiendo a marchas forzadas y a partir de ahí continuar con su labor política.

Con este panorama incongruente, el sábado tendremos nuevo gobierno, aparentemente sietemesino, para hacer el paripé y junto al resto del parlamento seguir cobrando de la ciudadanía española para hacer previsiblemente, nada.

Deja un comentario