I Jornada de las II Jornadas de Antiguos

-Ángel Iglesias-

El miércoles 22 de marzo comenzaban las II Jornadas de Antiguos del CMU Sta. María de Europa. Este año nuestros colegiales y adjuntos a dirección Daniel Agüero y Jesús de la Cruz han sido los organizadores. Con esta conferencia comienzan 4 jornadas de intensas emociones y recuerdos para todos nuestros ponentes, que en algunos casos vuelven a lo que un día fue su casa tras muchísimo tiempo.IMG_2315

En la primera conferencia de estas Jornadas de Antiguos se trató el ámbito de la medicina y para ello tuvimos el honor de contar con Pedro Torrijos Garrido y Rodolfo Romero Pareja, ambos médicos, aunque especializados en diferentes ramas.

¨Me hace muchísima ilusión venir. Desde que me fui no había vuelto a este salón de actos” fue como comenzó la intervención nuestro primer invitado, Pedro Torrijos Garrido que salió de un pueblo muy pequeño de Cuenca con la ilusión de estudiar medicina, pero que al llegar a Madrid se encontró con la dura realidad.Nos contaba como su primer mes y medio de carrera fue bastante duro: en su clase, la gente iba 1h y 30 minutos antes a coger sitio, se ocultaban para no poder copiar los apuntes, no había compañerismo y además estaban las actividades de integración. Cuando acabaron estas, el colegio se abrió para Pedro como una gran sorpresa puesto que encontró aquí el ambiente que buscaba al llegar en la universidad. Así mismo nos contó como ya pasados unos años en el colegio fue donde la política realmente le dejo de interesar. Al estar maquetando el Vigía, dicho sea de paso, una de las actividades que más le gustaba, se encontraban en la situación de que tenían poco dinero y que tenían que meter toda la información y artículos en tan sólo seis hojas. Mientras ocurría esto en el Europa, Clara Salanueva se apropiaba de una de cada dos pesetas a la hora de publicar en el BOE. Esto hizo que Pedro dejará de creer en la política definitivamente. También nos contó como una de las cosas que suele hacer a menudo es colaborar con ONG en américa latina y áfrica, él cree que esta faceta altruista que tiene le viene del atentado de la banda terrorista ETA en el cuartel de la Guardia Civil de Guzmán el Bueno, que hizo que una gran cantidad de colegiales al ver el tétrico panorama acudieran en masa a donar sangre al Clínico San Carlos. Este hecho salió en los periódicos nacionales. Por último, nos explicó la creación de los tan famosos Premios Torrys. Aclaró que no fue él el que los creo, sino su hermano mayor junto a su cuadrilla de amigos, que en el primer año de Pedro José en el colegio se reunieron e hicieron unos premios entre ellos. En su año de vicenuevo ya se elevaron estos premios a todo el panorama colegial, siendo unas estatuas de oscars. Cuando ocupó el cargo de decano fue cuando se instauró la T en los premios, junto con una corona encima debido a que su hermano y creador lo apodaban el rey. ¨Subíos a todos los trenes. Si alguno no os lleva a donde queréis, bajaos a mitad de camino y coged otro. Yo, aquí, cogí todos los trenes que pasaron y tengo una cosa clara: no me arrepiento de haberme subido a ninguno”. Así fue como Pedro José terminó su coloquio, en referencia a todas y cada una de las habilidades, experiencias, consejos, amistades y actitudes que todas y cada una de las vivencias colegiales le han dado a lo largo de su trayectoria profesional y que afirmó durante todo el coloquio que muchas veces le han dado mucha ventaja, ya que en las facultades no se aprenden todo ese tipo de cosas.

Ahora mismo Pedro Torrijos es un traumatólogo con muchísimo prestigio en la Comunidad de Madrid, especializado en los miembros inferiores. Así mismo ha escrito a lo largo de toda su trayectoria profesional en diversos medios especializados tanto a nivel nacional como internacional.

“En la vida siempre te arrepientes más de lo que no haces que de lo que haces” así comenzaba Rodolfo su intervención. Haciendo referencia a por qué él eligió el Europa para vivir. Motivos como la libertad horaria, ser adscrito a la UCM le hicieron tomar la decisión, algo de lo que nunca se arrepentirá. En su época colegial, nos contaba, cómo se vivió muy a rebufo de cómo y en qué circunstancias el antiguo director Braulio había salido del colegio. También nos contaba cómo se empezaron iniciativas que aún siguen vigentes, como el certamen de cortometrajes o el de cantautor. Él vivió la etapa de la mistificación de los colegIMG_2350ios mayores. Cree que fue un proceso duro, pero que fue muy bueno, aunque para él y sus amigos les pillo muy mayores. También nos contó cómo eran el Santa María durante el verano, que se llenaba de estudiantes americanos y de la imagen desoladora que se encontró al llegar el 11-S cuando al llegar se encontraba a los que eran sus compañeros durante ese verano llorando y desolados en el hall del Mayor. Se vivieron momentos de mucha angustia, decía. Él fue el hasta ahora conocido como último médico del colegio, una beca que se daba al igual que están las de las jefaturas de estudios o subdirector. Contaba que el proceso de mistificación fue un tanto raro, porque tenía que tratar con mucho cuidado a las colegialas debido a que era una época en la que había muchas denuncias entre médicos y pacientes. En su etapa profesional descubrió la medicina de urgencias, algo que le apasionó y para lo que trabaja desde hace quince años. Finalizando con su intervención nos contaba como el día del 11-M salió a la sala de espera de urgencias y gritó: “Todo el que no sea grave que salga de la sala que habido un atentado” y la sala abarrotada se vació a excepción de una persona a la cual le había dado un infarto. La solidaridad de la gente en ese momento, según nos cuenta, es algo que no olvidará nunca.

 

Tanto Pedro como Rodolfo nos afirmaron que el Risk es una perdición.

¡Mañana día 23, toca Periodismo y Publicidad!

Deja un comentario