Harta Del Bullyng

-Ane Mateos-

“Bullying: Acoso físico o psicológico al que someten, de forma continuada, a un alumno sus compañeros”. – Definición recogida en el diccionario de Google.

Todos sabemos lo que significa la palabra bullying, ¿pero sabemos reconocerlo? Muchos creen que sí, pero yo no estoy tan segura. Hace unos años, era un tema “taboo”; pero hoy en día, las charlas sobre dicho tema son habituales en colegios o similares, hay anuncios en la televisión, decenas de campañas en contra y carteles por la calle con el famoso y alardeado slogan “STOP bullying”; es decir, que todos estamos al corriente.

Ahora sí, ¿alguna vez viste que alguien admitiese haber acosado a otro niño? ¿Alguna vez viste que en ese salón de actos donde acudías a la charla alguien no estuviese de acuerdo con lo dicho sobre el escenario? ¿Viste que alguien hiciese un chiste al ver una imagen de acoso ajena? Todo son negaciones.

¿Pero, viste a un compañero reírse de tu amigo? ¿o de alguien de tu instituto? ¿Viste como pedían galletas a esa chica a la que en la siguiente hora de clase le quitaban sus pertenencias? ¿Viste en el recreo a un niño pegando patadas a una pared porque sus amigos no lo querían en su equipo? ¿Viste a esa chica pasando su recreo con la profesora? Todo son afirmaciones.

Acabar con esto es complicado, pero es nuestro deber. Todos deberíamos poner nuestro granito de arena: acercarnos a esa persona más tímida, compartir la muñeca en el recreo, no reír las gracias de los demás, y menos si tratan sobre gente que no conocemos; porque las bromas son para hacerlas entre amigos.

Se trata de ser valiente. Si eres víctima, pide ayuda, porque estoy segura de que habrá gente deseando hacerlo. Es difícil, y doloroso, pero nadie merece recibir tal acoso, a ningún grado, y por ello hay que mantenerse fuerte, recordar que llegarán días mejores y pelear para que sea cuanto antes. Si conoces a una víctima, ayúdalo, sin miedo a las consecuencias; muchas víctimas juntas son muy fuertes. Y si eres un acosador, deja de fingir ser valiente y admite tu cobardía, pide ayuda; porque tu problema, es aún más grave.

El colegio es ese lugar donde crecemos, donde pasamos el mayor tiempo de nuestra infancia, donde creamos recuerdos para toda la vida. No creo que nadie quiera recordarlo por lo mal que se lo hicieron pasar. Procuremos que la gente que nos rodea se acuerde de nosotros y de los demás por los buenos momentos vividos juntos y que todos tengan ganas de despertarse para acudir a su lugar de estudio. No tenemos derecho a arruinar los recuerdos de nadie, hagamos que se acuerden de nosotros por lo buenos que fuimos con ellos.

Tras esta breve reflexión, recomiendo a todos que veáis el video de Keaton Jones, basta con buscar su nombre en un buscador. Es un niño de 11 años que sufre acoso escolar, su madre lo grabó contando su situación y el testimonio ha dado la vuelta al mundo. Yo no quiero nuevas historias como esta cada mediodía, ni tristes tragedias cada noche; confío en la gente y no quiero dejar de hacerlo. Espero que algún día esto acabe, procuremos todos que eso sea así.

Deja un comentario