Halloween 2017.

-Ane Mateos.- La moda no se aburre, no pierde ocasión y Halloween no es una escusa para pasar de ella.

Hay fechas concretas donde el protocolo poco importa, se trata de ponerse lo primero que se encuentra en el armario, lo más ridículo o lo más tenebroso, como por ejemplo en la noche del 31 de octubre: “Halloween”. Los perezosos pensaban que lo tenían fácil pero no, la moda nunca se ausenta. Es hora de ponerse en busca del outfit perfecto.

En esta noche los disfraces de zombies, vampiros, diablos… no faltan, como si de una fiesta de disfraces se tratase. Pero lo obvio aburre, la moda sugiere recrear personajes de ficción (o no) haciendo uso de nuestro armario. Podemos imitar a Olivia Newton con un traje negro ajustado, recrear a Alicia de “Alicia en el país de las maravillas” con un vestido fino de verano y un buen maquillaje, o el sombrerero y la reina de corazones son también buenas opciones. ¿Por qué no elegir entre crear nuestro propio superhéroe o sacar lo más sexy y atrevido del armario: transparencias, redes, rotos, lencería…¡es el éxito asegurado!.

Halloween es una ocasión idónea para los fanáticos del pelo y maquillaje: es el momento de arriesgarse. Son unos cuantos los tutoriales que podemos encontrar en internet, para todos los gustos y niveles: desde cómo pintarnos flores y montar coronas a crear heridas ultrarealistas y darle el toque final con unas lentillas de color.

Por otro lado, si queremos alejarnos del mundo “disfraz”, también podemos hacerlo centrándonos más en el maquillaje; los tonos morados, azules oscuros y negros son siempre un acierto así como unos labios de los mismos tonos. Quien quiera atreverse más, recomiendo unos labiales morados o incluso azules, cada vez más habituales en el día a día. Respecto a los ojos, ¿por que no intentarlo con un amarillo? Eso sí, nunca olvidándose del brillo. En el pelo también podemos centrar la atención ya que es el día perfecto para teñirnos de algún color que nos llame la atención, cardarlo o engominarlo, se trata de contrastes.

Finalmente, mencionar la importancia del equilibrio y la comodidad.Tenemos que tener en cuenta que el atuendo nos va a acompañar durante toda la noche, por ello es aconsejable ayudarse con pinturas en vez de complementos que luego acabaremos olvidando por el camino. En cuanto al equilibrio, hay que mantener una cordura entre colores; el traje y el maquillaje tiene que tener un sentido y transmitir una idea.

Deja un comentario