Gala Premios Goya 2017

-Ángel Iglesias-

Un año más, llegó una de las citas más importantes para el cine español, estamos hablando como no de los Premios Goya, que este año celebraban su XXXI aniversario. Estaba todo listo en Madrid en el Marriott Auditorium Hotel para que la Academia de las artes y las ciencias cinematográficas de España, reconociese el trabajo de actores, directores, guionistas, músicos, bandas sonoras, técnicos de sonido, diseñadores, maquilladores…

Esta ceremonia, un año más, ha contado con Dani Rovira como maestro de ceremonias por tercera vez consecutiva. Entre todos los premios destacan los nueve premios de doce a los que aspiraba el filme de Juan Antonio Bayona, Un monstruo viene a verme y Tarde para la ira, que ha sido galardonada con cuatro Goyas, ópera prima de Raúl Arévalo. Otro de los nombres que más han sonado en la 31ª edición de los premios más importantes del cine español, fue el de Emma Suárez que ha hecho el doblete como mejor actriz.

Repasamos ahora los premiados en cada una de las categorías más importantes. Comenzamos con el Mejor Director Novel, estaba claro que el favorito era Raúl Arévalo, y así fue este se alzo con el Goya, por su aclamado debut en la dirección de Tarde para la ira, Arévalo se ha impuesto a Salvador Calvo, a Marc Crehuet y a Nely Reguera. El premio al Mejor Director de Fotografía se lo llevó el catalán Oscar Faura, por Un monstruo viene a verme, en su discurso dedicó el Goya a su hija y a la Academia por haberle dado la oportunidad, y afirmó que fue muy difícil rodar la película.

En cuanto al Mejor Actor Revelación, la Academia se lo otorgó a Carlos Santos, por El hombre de las mil caras, en ella el actor se mete en la piel de Luís Roldán en el filme de Alberto Rodríguez, en un papel difícil en el que tuvo que adaptarse al personaje engordando diez kilos y rapándose la cabeza. Sin embargo, el premio a la Mejor Actriz Revelación, se lo llevó Anna Castillo por El Olivo. La joven actriz catalana, aseguró estar flipando, ya que no se lo esperaba.

El Goya a la Mejor Película Europea, fue otorgado a la Francesa Elle, de Paul Verhoeven, triunfadora en su categoría. El Goya de Honor, fue para Ana Belén, le fue entregado por Fernando Colomo, ante la atenta mirada de Víctor Manuel y Joan Manuel Serrat: En su nostálgico discurso destacó la dificultad del oficio, para e que ha tenido que estudiar mucho de los referente que le ayudaron a convertirse en actriz; en su discurso también destacó la precariedad laboral y se ha preguntado porque cuesta tanto reconocer el trabajo de las mujeres, acabó su discurso muy emocionada diciendo que esta profesión “no se merece el desprecio de sus gobernantes”.

La Mejor Música Original fue para Fernando Velázquez, por Un monstruo viene a verme, era ya uno de los favoritos. Un monstruo viene a verme, se alzó también con el Goya a los Mejores Efectos Especiales, por Pau Costa y Félix Bergués, tratándose del sexto y octavo premio que reciben respectivamente; el filme de Juan Antonio Bayona también recogió el Premio a Mejor Sonido.

El “cabezón” al Mejor Actor de Reparto lo recogió Manolo Solo por Tarde para la ira. El actor dota a su personaje de una voz afónica que se inventó de broma durante una de las primeras lecturas del guión y que acabó incorporando finalmente en la película de Arévalo, pese a considerar que haría el ridículo. Por contra, el premio a la Mejor Actriz de Reparto fue para Emma Suárez, quien ha dado la sorpresa en esta categoría por su papel de madre sufridora en La próxima piel. La madrileña ha dedicado el premio a los directores de la película por el gran trabajo que han hecho. Y es que se trata de un filme que ha tardado 10 años en buscar financiación. Suárez se ha referido al filme como una historia que habla de la necesidad de amar y ha dedicado el galardón a sus hijos. Emma Suárez también regio otro galardón, el de Mejor Actriz Protagonista, le premio le fue entregado por Pedro Almodóvar, ha ganado su segundo cabezón en esta edición y se ha impuesto a Bárbara Lennie, Carmen Machi y Penélope Cruz. La madrileña ha agradecido al manchego por ser tan exigente y darle un papel difícil con el que lo ha pasado mal en muchos momentos y que ha hecho “que una quiera mejorar”.

Geraldine Chaplin y Jose Coronado han entregado el premio a Juan Antonio Bayona al Mejor Director por su extraordinario trabajo como director en Un monstruo viene a verme. El barcelonés ha querido compartir su segundo premio como mejor director con todo el equipo: “sois maravillosos”, ha dicho. Bayona se ha referido a su filme como un proyecto complicado que explica la historia de un niño que vence al peor de los monstruos con un lápiz y por eso ha tenido palabras de agradecimiento para su padre, el hombre que le enseñó a utilizar el lápiz y le contagió el amor por el cine.

Alejandro Amenábar y Penélope Cruz han entregado el premio gordo de la noche, el Goya a la Mejor Película a Tarde para la ira , de Raúl Arévalo. La productora Beatriz Bodegas ha subido al escenario y ha compartido la estatuilla con el director, sus padres y sus hijos. La galardonada ha deseado “hacer cine porque talento hay de sobra en este país”.

Las estatuillas han puesto el broche final a una gala, que Dani Rovira dice que no se ha arrepentido presentar, aunque ha precisado que cerraba su cuenta de Twitter, y en la que una película de baja producción “Tarde para la ira” deja una buena leyenda, se puede luchar y vencer a los poderosos.

 

Deja un comentario