Estudiantes y familiares se alzan en contra de las reválidas

-Ángel Iglesias Fernández-

La última medida de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa, la LOMCE, acoge uno de los cambios más drásticos en el ámbito educativo y con mayor rechazo por parte de familiares y estudiantes, las reválidas. Este miércoles están convocados padres y alumnos desde Infantil hasta Universidad de toda España a una huelga junto con profesores de cuatro comunidades entre ellas Madrid y Andalucía.

El Sindicato de Estudiantes y la Federación de Estudiantes Progresistas (FAEST) han convocado las movilizaciones y la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos llama a las familias a no llevar a sus hijos a clase. Distintos sindicatos docentes secundan los paros, que también respaldan PSOE, Podemos e IU.

Las evaluaciones finales se ponen en marcha este curso aunque aún no está muy clara ni la forma ni la estructura de dichas pruebas, ya que el Gobierno en funciones aún no ha aprobado la orden que regula cómo serán las pruebas, para lo que se ha dado de margen hasta el 30 de noviembre. En este primer año de instauración se aplicarán como prueba piloto, es decir, que no habrá que aprobarlas para conseguir el título, pero la de Bachillerato sustituye a la famosa Selectividad. Además de pedir la paralización de las reválidas, los convocantes reclaman también la derogación de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa y los recortes.

huelga

Se trata de la segunda huelga convocada contra las medidas educativas del Gobierno del PP desde que Íñigo Méndez de Vigo está al frente del Ministerio de Educación y la número 23 el cargo del Sindicato de Estudiantes desde 2012. A pesar de que estén convocados los alumnos de todas las regiones, el Sindicat d’estudiants dels paisos cataláns se ha descolgado de la convocatoria por considera que la huelga es “claramente españolista”.

En las últimas semanas ha habido movimientos contra estos exámenes desde las propias comunidades autónomas. Los directores generales de Educación de todas las regiones se manifestaron para pedir que este curso se prorrogue la Prueba de Acceso a la Universidad (PAU o Selectividad) porque aún no se conocen los detalles del nuevo examen. El PP negoció incluso, en el intento fallido de investidura de Mariano Rajoy del pasado septiembre, dejar las reválidas sin efecto a cambio del apoyo de Ciudadanos y Coalición Canaria. Ciudadanos asegura que ese acuerdo sigue en pie para esta nueva ronda de investidura, un extremo que el PP y el Ministerio de Educación no confirman.

La principal manifestación recorrerá el centro de Madrid a partir de las 18.00 y pasará cerca del Congreso a la misma hora en la que empieza la primera sesión del segundo debate de investidura de esta legislatura de Mariano Rajoy. Pero hay movilizaciones convocadas a mediodía y por la tarde en todas las comunidades autónomas.

 

Deja un comentario