Estas Navidades, Cambia Tu Regalo.

-Irati Bartolomé-

Desde finales de noviembre uno anda dándole vueltas a la cabeza con los regalos de Navidad ¿Qué necesitará este año? ¿Qué querrá? ¿Qué le hará ilusión?….En general se suele recurrir a lo material, suponemos que cuanto más caro mejor, y en ocasiones, por muy caro que sea el regalo, no siempre se acierta en la elección.

Somos contradictorios, para qué negarlo. Alegría y nostalgia, solidaridad y despilfarro. Me pregunto cómo en una única época nos hemos podido inventar tantas excusas para gastar dinero y solo pensar en la palabra ‘’comprar’’.

Hace un tiempo, Dulcinea Studios realizó un experimento sociológico a varias personas escogidas al azar y les realizó una serie de preguntas que te invitan a reflexionar sobre algo que se nos olvida a menudo y sobre todo en estas fechas y que no está de más recordar. Así que reflexionemos juntos. La primera es facilita:        ‘’¿Quiénes son las personas más importantes de tu vida?’’. Supongo que responderías que tus familiares y amigos. Genial. Sigamos. ‘’ ¿Qué les vas a regalar estas navidades?’’ ¿Un libro, el nuevo disco de su cantante favorito, o quizás, el nuevo iphone X que todo el mundo quiere y cree que necesita? Seguramente lo primero en lo que pienses será en algo material pero tranquilo, no es culpa tuya. Pero aún hay más. ‘’ ¿Y si te tocase la lotería?’’ Ese Ferrari con el que sueña, viajes alrededor del mundo, un chalet, su propia empresa, pagar sus deudas,…y en fin, algo a lo grande, no somos tontos. Pero ahora bien, respóndeme a ésta: ¿Y SI FUERAN SUS ÚLTIMAS NAVIDADES? ‘’Una buena pregunta, ¿verdad? Los 27 jóvenes que asistieron pensaron lo mismo. ‘’Pedirle perdón por las veces que hemos discutido; esforzarme más para que esté orgulloso de mí, reunir a la familia entera, salir a pasear, ser sinceros el uno con el otro y decirnos las cosas que nunca nos hemos dicho, llevarle a ver mi primer partido de fútbol, pasaría tiempo con él. Sí. Eso es. Le regalaría tiempo. Mi tiempo’’.

Ojo, con todo esto no quiero decir que esté en contra de hacer regalos materiales, yo también los doy y los recibo, y quien diga que no seguramente mienta. Que ya sé lo que dirían algunos: ‘’Tu muy anticapitalista pero también tienes Iphone’’. Estoy en contra de que los comercios hagan campañas publicitarias tan atractivas y se nos haga imposible caer en la trampa como robots en algo que lo único que nos está diciendo es: ‘’Eh tú, únete, colabora con nosotros en esta fiesta del consumo exacerbado’’. Porque en eso hemos convertido la navidad, en la ‘’fiesta del consumo’’. Estoy en contra del regalo material si olvidamos lo que no vemos, si vivimos como borregos, todos hacia adelante, sin mirar a los lados, sin darnos cuenta de que si nos paráramos a pensar, no pondríamos el corazón en las cosas materiales, lo pondríamos en las cosas más simples. Y ojalá no fuera necesario que nos pusieran en esta situación para darnos cuenta de que no hay regalo más bonito que una charla, un café o una cerveza en buena compañía. No hay nada más bonito que regalar algo que no se pueda comprar.

 

Deja un comentario