ESPECIAL ELECCIONES: Analizando el programa de UP

-Álvaro Escobedo- El programa electoral de Unidas Podemos para las elecciones generales de este 10 de noviembre está dividido en ocho bloques: planeta, feminismo y cuidados, tecnología y economía, democracia, empleo y pensiones, sociedad, impuestos y territorio.

El cambio climático es una realidad. Tras el consenso científico, solo nos queda una opción: una transición ecológica, que según estudios podría crear más del doble de los puestos de trabajo que destruiría. Defienden crear una empresa pública de energía renovable, una tarjeta única de transporte asequible, un impuesto para empresas contaminantes, invertir en el tren como medio de transporte e implementar una reindustrialización verde y economía circular.

Nuestra economía está cada vez más orientada al sector servicios, lo cual no es óptimo para la estabilidad económica. He ahí la necesidad de esa reindustrialización: estabilizar la economía y crear empleo. Además, si le añadimos el matiz de «verde», nos evitamos problemas futuros, como exposición a días de calor letal o migraciones masivas.

Después, llegamos a «feminismo y cuidados». Cuando se implementó la Ley de Violencia Machista se cometían alrededor de 70 asesinatos machistas al año. Para 2018, el número bajó a 50. Aun así, no es suficiente. Además, el machismo no es solo violencia física. Incluye también violencia estructural, es decir, del sistema. Aquí incluimos el techo de cristal, la brecha salarial o los empleos que parecen exclusivos de un género.

Los cuidados también están en retroceso desde hace unos años. La poca financiación de la Ley de Dependencia no ayuda.

Para luchar contra esta caída de los cuidados, y por que las mujeres tengan más protagonismo en todas las esferas de la vida, Unidas Podemos propone las siguientes medidas: implementar un Plan Estatal de Lucha contra las Violencias Machistas, una garantía económica y de alternativa habitacional para las víctimas de violencia machista, protocolos contra las violencias machistas y LGBTIfobia en Administración Pública y centros de trabajo, guarderías públicas de 0 a 3 años, paridad en las bajas por maternidad/paternidad y crear un Sistema Nacional de Cuidados.

El tercer bloque es el de tecnología y economía. Desde la crisis, la fuga de cerebros es una realidad, al igual que nuestra enorme dependencia del sector turístico y que las empresas extranjeras pueden con las nacionales.

Con el fin de revertir las tendencias mencionadas y compensar el peso del sector turístico, se proponen las siguientes medidas: invertir en I+D+i para convertir la ciencia y la investigación en un puntal de la economía, un Plan de Retorno para investigadores que hayan emigrado (con una oferta de contrato de cuatro años), facilitar el acceso a la tecnología a las empresas con asesoramiento y planes de financiación, bajar la tarifa de Internet y telefónica, digitalizar la Administración y reducir la burocracia, potenciar el cine español y reformar RTVE para que no dependa del gobierno.

El siguiente punto es el de democracia. Ahora mismo no es el mejor momento para la calidad democrática del país. Los años que han estado funcionando las cloacas del Estado, el apego entre el poder económico y las instituciones, que sean los políticos quienes nombren a los jueces del Consejo General del Poder Judicial (que a su vez nombra a los del Tribunal Supremo)…

Para atacar todo esto y más, proponen recuperar los 60.000 millones del rescate, regular los lobbies y hacer transparente su incidencia política, prohibir que los bancos y fondos sean propietarios de medios de comunicación, acabar con las cloacas del Estado con una unidad especialista que dependa exclusivamente del poder judicial, prohibir las puertas giratorias de forma que los cargos públicos no puedan trabajar en empresas de su ámbito de legislación o juicio anterior, suprimir los aforamientos y la impunidad del Rey, permitir votar a partir de 16 años, legalizar la eutanasia, acabar con las casas de apuestas, despenalizar el cannabis y legalizarlo para fines medicinales, reforzar el Servicio de Salvamento Marítimo para conseguir 0 muertes en el Mediterráneo, derogar la Ley Mordaza y delitos de ofensa a los sentimientos religiosos o de injurias a la Corona, reforzar la independencia del Consejo General del Poder Judicial.

En empleo y pensiones, el objetivo es cortar amarras con la precariedad laboral, los fraudes y las horas impagadas y conseguir unas pensiones dignas. Para esto, prometen: derogar la Reforma Laboral, convertir en indefinidos los contratos temporales que sobrepasen los 6 meses, jornada laboral de 34 horas, acabar con los falsos autónomos, devolver fuerza a los sindicatos para recuperar el poder de la negociación colectiva, alcanzar el salario mínimo de 1200 euros, fortalecer las pensiones por desempleo e incrementar las pensiones mínimas.

Su quinto bloque es el de sociedad. Tras crisis, la desigualdad ha aumentado en gran proporción. Según Oxfam, en 2016 el incremento de la desigualdad había sido 20 veces superior a la media europea. En este mismo año, 7.000 personas nuevas entraron la lista de millonarios en España; el ejecutivo que más cobraba tenía un sueldo 96 veces superior al empleado medio y en promedio la ciudadanía vivía peor que en 2007.

Por ello, Unidas Podemos quiere: blindar en la Constitución el derecho a la vivienda, intervenir el mercado del alquiler para impedir subidas abusivas, prohibir los desalojos sin alternativa habitacional, garantizar suministros básicos de luz, agua y gas, un Ingreso Básico Garantizado de 600 euros, financiar un sistema de salud mental, impulsar una nueva Ley de Educación, universidad pública gratuita e implementar la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible, que incluyen la erradicación de la pobreza extrema.

El penúltimo punto es el referido a política fiscal: impuestos. Para asegurarse de que pague el que más tiene, acabar con los privilegios y evitar paraísos fiscales, la formación morada aboga por: eliminar los privilegios fiscales de las grandes empresas en el Impuesto sobre Sociedades y bajárselo a las pymes, evitar el uso de paraísos fiscales exigiendo que tributen en España si no pagan al menos 15 % en el otro país, crear un impuesto para las grandes fortunas, establecer un impuesto a la banca, bajar el IVA al 10 % en todos los suministros básicos y subirlo en  un 4 % a los artículos de lujo, publicar la lista de amnistiados fiscales y eliminar la exención de IBI a la Iglesia Católica.

El octavo y último punto habla del territorio. Frente al abandono de la España rural y los desafíos que suponen tanto el nacionalismo español excluyente como el separatismo, Unidas Podemos quiere potenciar un Plan Nacional de Desarrollo Rural que dé acceso prioritario a la tierra para la juventud y planes especiales de empleo, un paquete de servicios básicos para la España vaciada, incrementar las frecuencias y líneas en los servicios de corta y media distancia y resolver democráticamente el conflicto catalán mediante un proceso de reconciliación, diálogo y referéndum pactado.

Deja un comentario