¿Es posible almacenar energía en una ventana?

-Marcos-

El estudio de elementos constructivos puede aportar una mejora en la eficiencia energética en los edificios y, hasta el momento, no han sido lo suficientemente estudiados.

Este análisis va a evaluar los efectos que provoca la contraventana en elementos adyacentes, ya que esta ayuda a que las pérdidas de calor sean menores, aislando los puentes térmicos y reduciendo el riesgo de humedades.

El investigador Miguel Ángel Blanco Rodríguez ha estudiado la influencia de las contraventanas en el comportamiento térmico de los edificios y ha diseñado un nuevo modelo de contraventana con aislamiento e inercia térmica.

Su investigación se ha centrado en el estudio del comportamiento térmico de las contraventanas, tanto con temperaturas fijas como con cambios de temperatura. Este último comportamiento, es más cercano al real, ya que la temperatura exterior cambia constantemente.

En cualquier caso, se han evaluado diferentes parámetros relacionados con la configuración geométrica o térmica de contraventanas o del edificio en el que se disponen, para evaluar así el grado de influencia de cada uno, utilizando tanto métodos numéricos como herramientas de simulación.

Tras los estudios realizados, se obtuvo un nuevo modelo de contraventana, capaz de almacenar energía durante el día en posición abierta, para cederlo al edificio por la noche. Al colocar este artefacto en un edificio con ventanas poco eficientes, la reducción de la demanda de energía es mayor que si cambiamos las ventanas por unas muy eficientes.

Próximamente, los investigadores validarán los resultados teóricos para así poder transmitir la importancia de tener una contraventana que mejora la eficiencia energética.

Deja un comentario