ELECCIONES LEGISLATIVAS: ACCIDENTADA CARRERA HACIA LA MONCLOA

 

 

-Felix Núñez Ruiz-

La situación política a doce días de los comicios generales está marcada por el ascenso de Vox, las incendiarias declaraciones de sus representantes y los del Partido Popular, y la tensión en el ámbito nacionalista por el juicio al Procès y las propuestas acerca de las autonomías por algunos partidos

 

 Nos encontramos en el quinto día de campaña electoral, y los ánimos no pueden estar más caldeados. Y no sólo por el hecho de lo difícil que es en este momento hallar pactos que logren la mayoría absoluta, necesaria para gobernar, puesto que coaliciones como PSOE-Unidas Podemos (formación esta última que para las elecciones legislativas de 2019 ha cambiado su nombre al género femenino en honor al auge del movimiento feminista) precisan del difícil voto de los nacionalistas para alcanzar dicho objetivo, sino de los diferentes sucesos que se están produciendo en el entorno político, y que están generando un incremento de la tensión actual.

 Para empezar, este mismo día la Junta Electoral Central (JEC) suspendió el debate electoral que debía celebrarse el próximo martes 23 de abril entre los candidatos de PSOE, PP, Ciudadanos, Unidas Podemos y Vox, debido a la inclusión de este último partido, Vox, el cual, con 0’2% de votos en los anteriores comicios, no había obtenido el mínimo de 5% necesario para poder participar en este tipo de debate. Además, la JEC consideró que no se podía incluir a un partido que no tiene representación parlamentaria y no contar con partidos nacionalistas que sí ostentan dicha representación. Las respuestas no se han hecho esperar y dirigentes de varias formaciones, como Pablo Iglesias, de Unidas-Podemos, se ha manifestado en contra de la misma, indicando que este tipo de debates previos a las elecciones “deberían ser obligatorios”. Más contundente ha sido la reacción de Santiago Abascal, de Vox, quien afirma que “algunos ya no saben qué hacer… para incluir a sus socios golpistas y separatistas en el debate”. Dichas declaraciones se producen en un marco de creciente auge de este partido, al que las encuestas han augurado más de un 10% de los votos en los comicios, dejando entrever su posible irrupción en el Congreso de los Diputados.

 Además, las declaraciones, en un mitin celebrado en Toledo, del miembro de la lista electoral del Partido Popular, y candidato por dicho partido a entrar en el Congreso como diputado por Huelva, Juan José Cortés (padre de Mariluz Cortés, niña asesinada en 2008 en Huelva, y quien desde entonces ha sido un ferviente defensor de la prisión permanente revisable), afirmando que Pedro Sánchez se sienta con “asesinos, criminales, violadores y pederastas que va a intentar dejar salir a la calle”. Además, añadió que el presidente del Gobierno está “a favor de ellos, no de nosotros”, en referencia a los más de 1.600 criminales que en los próximos quince años saldrán de prisión con la derogación de la prisión permanente revisable. Las reacciones de algunos líderes políticos no se han hecho esperar, como es el caso de Pablo Iglesias, quien sostiene, literalmente, que “cualquiera puede soltar una idiotez y salir en los telediarios. ¿No sería más razonable hablar de empleo y de vivienda?”.

 A toda esta tensión se suma el desafío independentista, que protagoniza una nueva página de la actualidad mediática con el juicio que se está realizando en el Tribunal Supremo, en el que las declaraciones de miembros de la Policía Nacional, de la Unidad de Intervención Policial (Policía Antidisturbios) y de un miembro de la Guardia Civil, sobre su intervención durante la manifestación del 1 de octubre de 2017, dan a entender la participación muy activa por parte de jóvenes y ancianos en los disturbios ocasionados el día del referéndum.

 Y relacionado con la tensión nacionalista, cabe destacar el boicot realizado contra Albert Rivera durante su mitin en Rentería (Guipúzcoa/Gipuzkoa) el pasado domingo, del que el candidato a la presidencia por Ciudadanos se ha lamentado este lunes 15 de abril durante un acto electoral en Palmas de Gran Canaria con motoristas, indicando que “el terrorismo ha desaparecido, pero el nacionalismo sigue ahí”, y que se deben tomar acciones para evitar que cualquier partido sufra una situación semejante en un acto de campaña, sin dejar de lado una oportunidad para acusar a Pedro Sánchez de “tolerante” con esas manifestaciones. Estos actos han tenido lugar en un contexto de crispación social en el ámbito nacionalista por las medidas propuestas al respecto por partidos como PP, Ciudadanos o Vox (que propone ilegalizar partidos nacionalistas).

 Así pues, el camino hacia las elecciones legislativas del próximo 28 de abril está demostrando ser un sendero abrupto en el que diferentes actos y declaraciones de los líderes políticos avivan el fuego de la discordia, en un momento de crucial importancia que puede marcar irreversiblemente el destino del país.

Deja un comentario