El PSOE podría perder su feudo tras 36 años de gobierno socialista

– Juan Cordón-

Esta noche se ha producido un cambio en el panorama político de Andalucía tras el escrutinio de los votos electorales: tras 36 años de gobierno socialista, el PSOE de Susana Díaz podría perder la Junta debido a los peores resultados de este partido: tan solo 33 escaños.

Los resultados, nada esperados por los socialistas, muestran un descenso de 14 escaños con respecto a las pasadas elecciones de 2015, por lo que ninguna coalición que pudieran negociar para formar gobierno les daría la mayoría absoluta (59 escaños): con Adelante Andalucía (17 escaños) solo tendrían 50 escaños, y con Ciudadanos (21 escaños) solo conseguirían 54 escaños. Por tanto, ninguna de las coaliciones mencionadas podrá hacer frente a la coalición del centro, la derecha y la ultraderecha: 21 escaños de Ciudadanos, 26 del PP y 12 de VOX.

Desde la sede del PP en Andalucía y mediante su presidente Juan Manuel Moreno, ya han comunicado que “están eufóricos” y “que VOX ha venido para quedarse” por lo que suponemos que no será de extrañar el pacto con la extrema derecha, que defiende, entre otras cosas, la supresión de las autonomías o la derogación de leyes como la de Memoria Histórica o la de violencia de género.

Por su parte, el líder autonómico de Ciudadanos, Juan Marín, también ha dejado caer durante su primera intervención tras los resultados que apoyará este gobierno de derecha, diciendo que “el cambio en Andalucía es posible”, palabras ratificadas por Albert Rivera: “Vamos a echar al PSOE de la Junta”, ha argumentado. Al igual que VOX, este partido ha sido el que más ha crecido: 12 escaños, de 9 en 2015 a 21 actualmente.

Pero la mayor sorpresa ha sido la insurrección de VOX en el panorama político nacional: será la primera vez que un partido de ultra derecha consigue llegar tan lejos en democracia. Esta formación ha sabido recoger los votos de los ciudadanos desencantados y desideologizados que se encaminaban hacia la abstención, nutriéndose en buena medida de los votantes del PP, partido que también ha bajado respecto a sus resultados anteriores.

En cuanto Adelante Andalucía, el partido liderado por Teresa Rodríguez, ha perdido 3 escaños quedándose con 17 en total, pero desde esta formación apelan al espíritu del 15M: “Vamos a hacerle frente a la extrema derecha. Nos negamos a hacerle el favor de dividir a los de abajo a favor de los de arriba”. De esta manera, se espera que la oposición de este partido sea más férrea que la que ha sido durante estos cuatro años de gobierno socialista.

De momento, no hay nada escrito ni firmado, se espera que a partir de mañana empiecen las negociaciones, pero todo parece indicar que Andalucía, la comunidad fetiche del PSOE, pasará a manos de la (extrema) derecha.

Deja un comentario