El ELN Reanuda La Lucha Armada En Colombia Con Varios Ataques Armados

-Beatriz Jauregui Marijuán-

El pasado miércoles 10 de enero el Ejército de Liberación Nacional (ELN) atacó una base militar y un oleoducto apenas horas después de que terminara el alto el fuego que ha durado 102 días. Pongámonos en situación: El 30 de septiembre de 2017 el gobierno colombiano firmaba lo que parecía un acuerdo muy importante, una tregua temporal y limitada a cuatro acciones criminales con el ELN. Su compromiso se tenía como fecha límite tres meses -desde el 1 de octubre hasta el enero próximo-, y a cuatro tipos de atentados. En primer lugar, no atacaría infraestructuras, en especial los oleoductos; ayudarían al programa piloto de desminado humanitario; no se atraerían a sus filas a niños menores de 15 años y por último no volverían a “privar de la libertad”.

Pese a parecer un avance en lo que respecta a las guerrillas en Colombia, este acuerdo solo incluía dentro de él al ELN y no a otras tantas guerrillas y bandas criminales que operaban en otras regiones. Además y como ya hemos visto, este acuerdo tenía un carácter temporal y en cuanto ha llegado su fecha de caducidad el Ejército de Liberación Nacional no ha hecho sino volver a realizar los mismos actos por los que se les condenaba.

Uno de los ataques se produjo a medianoche en una base militar en el departamento oriental de Arauca. Los comandos de la guerrilla lanzaron una granada a los soldados que custodiaban un puesto, hiriendo a varios de ellos. Otro de los ataques se realizó cerca del pueblo de Aguazul, a unas 100 millas de Bogotá, donde otro grupo bombardeó un oleoducto.

Los ataques no causaron víctimas mortales sin embargo, se produjeron días antes de la visita prevista a Colombia del Secretario General de la ONU, António Guterres, quien fue enviado para seguir de cerca el fallido proceso de negociación entre el ELN y el Gobierno.

El principal argumento que utilizan los guerrilleros para defender su vuelta a las armas es que en el acuerdo, ellos firmaron por una “mejorara en la situación humanitaria de la población”, hecho que no se ha logrado. Sin embargo lo que pretende el ELN no es ayudar a los ciudadanos sino negociar un acuerdo similar al de las FARC, que permite a los rebeldes formar un partido político a cambio de la deposición de armas.

Deja un comentario