¿Donde está la derecha española?

-Felipe Palomino Moraleda-

Seguro que muchos ciudadanos españoles de ideología liberal conservadora se han hecho esta pregunta alguna vez desde que en 2011 el PP ganara las elecciones nacionales en España.

En 2011, el pueblo español le encargó a Mariano Rajoy la difícil labor de sacar a España de la crisis. Mariano se presentó con un programa en la línea de lo que tradicionalmente venía siendo la derecha española, y el pueblo le dio a éste luz verde.

A día de hoy, después de cinco años de presidente (uno de ellos en funciones), nadie puede ver mucha semejanza con el gran partido liberal- conservador que tuvo España, sobre todo a nivel nacional en las dos legislaturas de José María Aznar.

En primer lugar, Rajoy en el año 2011 defendía que si el pueblo le hacía presidente del gobierno, bajaría los impuestos. Primera promesa, primera mentira. El ejecutivo de Mariano Rajoy ha subido el IVA (del 8% al 10% y del 18% al 21% las tasas reducidas y generales respectivamente), el IRPF (aunque en 2015 antes de las elecciones lo rebajó una pequeña parte), el IBI, el Impuesto de Sociedades y los impuestos especiales entre muchos otros. Actualmente tenemos mayor presión fiscal que con el gobierno de Zapatero. Además, prometió reducir la deuda pública, y lo que ha hecho ha sido aumentarla. Nada que ver con el PP de Aznar, que bajó el IRPF (el tipo máximo del 56% al 45% y el tipo inferior del 20% al 15%), el Impuesto de sociedades y eliminó el Impuesto de Actividades Económicas para el 92% de las empresas. Además, bajó la deuda pública de un 64% a un 51% del PIB. Aun así, Aznar, demostró que bajando los impuestos se puede recaudar más. A las estadísticas me remito.

En segundo lugar las raíces democristianas de la derecha española tradicional se han esfumado, como buen ejemplo encontramos el derecho a la vida. Llevaba en su programa la reforma de la infame Ley de interrupción voluntaria del embarazo, llevada a cabo por el gobierno de Zapatero. Segundo incumplimiento. Cuando el ministro de Justicia Alberto Ruiz Gallardón, ya tenía el respaldo de su anteproyecto de ley, Mariano le obligó a dimitir e incumplir otra vez más su programa.

Por otro lado, Rajoy dijo que iba a haber recortes en todo menos en sanidad  y educación. Pues bien, en estos últimos años, al contrario de lo que dijo Mariano, hemos vivido recortes en sanidad y educación en vez de en toda la burocracia interna del estado que significa el verdadero lastre de nuestra economía. Todo lo contrario que el gobierno de Aznar, que redujo el peso del sector público del 45% al 38%, cosa que en los gobiernos de Zapatero y Rajoy ha subido al 47%.

Sin la menor vergüenza, estamos viendo cómo junto al PSOE, Mariano negocia medidas socialistas y pensando en modificar lo único de decente que le quedaba a este gobierno, que es la reforma laboral que ha reducido el paro y ha cambiado radicalmente la tendencia negativa del gobierno de Zapatero, en eso sí ha aprendido de Aznar (lo recibió en un 22,8% y lo bajó al 11,5%). En fin, más socialdemócratas que los socialdemócratas.

Deja un comentario