Desafío Independentista En Cataluña

-Alex Macías- Tras el intento frustrado por parte de Puigdemont, para proclamar Cataluña como un estado independiente en forma de República, se han aplicado los primeros pasos, para conducir el conflicto catalán por la senda constitucional.

El Gobierno central, envió un requerimiento a Carles Puigdemont( que tendrá que responder el lunes 16 a las 10:00 horas), para confirmar si ha declarado la independencia de Cataluña. En caso afirmativo, y con el beneplácito de las principales fuerzas políticas del país (a excepción de Podemos) se aplicará el artículo 155 de la Constitución:

“1. Si una Comunidad Autónoma no cumpliere las obligaciones que la Constitución u otras leyes le impongan, o actuare de forma que atente gravemente al interés general de España, el Gobierno, previo requerimiento al Presidente de la Comunidad Autónoma y, en el caso de no ser atendido, con la aprobación por mayoría absoluta del Senado, podrá adoptar las medidas necesarias para obligar a aquélla al cumplimiento forzoso de dichas obligaciones o para la protección del mencionado interés general.

2. Para la ejecución de las medidas previstas en el apartado anterior, el Gobierno podrá dar instrucciones a todas las autoridades de las Comunidades Autónomas.”

Ahora el balón pasa al tejado de los independentistas; el artículo 155, nunca se había aplicado antes en España. En el año 1989, Felipe González lo blandió con las Islas Canarias, para obligar a cumplir requisitos fiscales impuestos desde la UE, de ahí que los juristas no estén del todo de acuerdo, hasta qué límite se puede llegar con la aplicación de este artículo.

El debate político en Cataluña es muy amplio y tiene bastantes vertientes. Detrás del discurso “España nos roba” hay varios factores que analizar. Si bien, Cataluña es cierto que es la comunidad autónoma, que más ingresos genera, y por tanto al ser la más rica, más impuestos deben pagar al estado español. Pero ante todo esto, surge una cuestión fundamental, ¿De dónde viene la mayor parte de esos ingresos? Durante el siglo XIX, el Estado español, apostó fervientemente por industrializar Cataluña y el País Vasco, debido a su buena posición geográfica, en vista a las exportaciones. El problema surge cuando aparece la deslealtad y un grupo de políticos que pretenden, alcanzado un alto nivel de industrialización, optar a la secesión de España sin tener en cuenta ni las leyes, ni que Cataluña es el resultado de la interrelación con España a lo largo de los siglos. Y sí, Cataluña es económicamente viable, siempre que cuenten con las infraestructuras sufragadas por las arcas del estado, y con la contribución tributaria de las grandes empresas españolas, que allí albergaban su sede, y en estos últimos días, a falta de un marco estable para su desarrollo económico, se están trasladando a otras comunidades.

El desafío independentista, encabezado por la CUP, ya ha provocado efectos muy negativos, para el pueblo catalán, que pueden afectar seriamente a su economía:

1-El Desplome Bursátil: La Banca catalana se desploma en bolsa. Los bancos catalanes se han visto especialmente castigados por las tensiones entre Cataluña y el gobierno central; tanto Sabadell como CaixaBank han culminado la jornada, del pasado lunes, con descensos superiores al 4%.

2-Estampida empresarial: 540 empresas han abandonado Catalunya desde el 1-O Los registradores mercantiles catalanes afirman que más de 200 empresas se marchan al día.

3- Fuga de Capitales: En una semana, Catalunya ha visto marcharse un 15 % de su PIB. 2.100 millones de euros es la suma que pagan en impuesto de sociedades 40 de las empresas que se han marchado.

4-Frenazo notable en la actividad turística.

Otro asunto que ha dado mucho que hablar durante estas últimas semanas, es la violencia policial, empleada para frenar las votaciones a favor del referéndum, en el 1-O. Este tema, ha traspasado nuestras fronteras, organizaciones europeas, como HRW (Human Rights Watch), denuncian la excesiva fuerza que se empleó por parte de los cuerpos de seguridad estatales, y solicita una investigación efectiva de la actuación policial por parte de expertos internacionales.

Como dijo Maria Dolores de Cospedal en su última comparecencia, las fuerzas de seguridad del estado, también sirven para hacer cumplir las normas que marca la Constitución; y en ese sentido Policía y Guardia Civil, se han ceñido a su tarea, de forma profesional. A Europa, solo han llegado las imágenes manipuladas que los catalanistas emitían desde Twitter y otras redes sociales (camisetas empapadas de sangre artificial, partes médicos ficticios…), pero no se habla de las vejaciones, insultos, y el maltrato a los que han estado sometidos, personas, que se han visto obligadas a dormir en sus propios vehículos, debido a que desde el govèrn, prohibieron el alojamiento a todo aquel que perteneciese a la policía o guardia civil española. Y señor Puigdemont, ¿Eso de verdad es democracia? Juzguen ustedes mismos, adoctrinamiento, sometimiento de empresas, hoteles, información engañosa, cuerpos de seguridad al servicio secesionista( Inacción de los Mossos d’escuadra para impedir referéndum). Nunca una postura radicalizada y coercitiva puede llamarse democracia. Democracia no es votar algo que no cumple la mínima garantía de legalidad. Las normas que dicta la Constitución de 1978, aprobada también por el pueblo catalán, que además participó de forma muy activa en su elaboración, deben ser cumplidas por todos los ciudadanos, si la ley no se respeta, se corre el riesgo de transigir hacia una anarquía.

Uno de los mayores errores, desde mi punto de vista, ha sido no establecer un control desde los distintos gobiernos, sobre las competencias de educación que le fueron otorgadas a cada comunidad autónoma. Este hecho, ha provocado, que Cataluña, en su aislamiento, lleve a cabo un largo proceso de adoctrinamiento ideológico, que ha favorecido la creación de una nueva generación totalmente a favor del proceso secesionista, y radicalmente en contra de todo lo referido a España.

PSOE, PP y Ciudadanos, han acordado como posible solución al conflicto independentista, una reforma constitucional, que en absoluto permitirá el derecho de autodeterminación, sino que iría más encaminada a discutir cómo encajar la realidad catalana en España.

Esperemos que el próximo lunes día 16, impere el sentido común, para solucionar una de las mayores crisis que ha sufrido el Estado de derecho en la historia reciente de nuestro país.

El C.M.U. Sta. María de Europa así como este medio no se hacen responsables de las opiniones de sus colegiales.

Deja un comentario