Debate sobre el tratado transatlántico de comercio (TTIP)

—CARLA T. LARA CERVERA—

Todos los medios de comunicación están ocupados casi exclusivamente con los casos que cada día nos proporciona la corrupción. Mientras estamos entretenidos en esto, Entre Estados Unidos y la Unión Europea se está negociando el TTIP (Transatlantic Trade and Investment Partnership) que en castellano se diría Asociación Transatlántica para el Comercio y la Inversión (ATCI), nombre que se ha dado a un convenio que se va a negociar entre la Unión Europea y los Estados Unidos. El objetivo de las negociaciones será eliminar las barreras al comercio (aranceles, normativa innecesaria, restricciones a la inversión, etc.) en una amplia variedad de sectores económicos.

negocio

Aunque el ATCI empezó a gestarse en los años 1990, Washington ha presionado para acelerar las cosas. Las negociaciones concretas se iniciaron inmediatamente después de que en el Parlamento Europeo, la derecha y la socialdemocracia aprobaran un mandato para negociar (aceptado también en España, en la proposición presentada conjuntamente en el Congreso de los Diputados por el PP y el PSOE…). Un informe, elaborado por el Grupo de Trabajo de Alto Nivel sobre Empleo y Crecimiento, creado en noviembre de 2011 por la UE y EEUU, recomendó el inicio inmediato de las negociaciones.
La primera reunión tuvo lugar en julio de 2013 en Washington, seguida de otras dos en octubre y diciembre.

La decisión de entablar las negociaciones se debió en gran medida a la actual crisis económica y al estancamiento de las negociaciones comerciales multilaterales en el seno de la Organización Mundial del Comercio, el llamado Programa de Doha para el Desarrollo. Un acuerdo sobre comercio e inversión entre las dos principales economías del mundo ofrece la oportunidad de impulsar el crecimiento y el empleo en ambos lados del Atlántico.

Eso es lo que en principio, si uno busca información sobre el tratado es lo que encuentra, pero la realidad es que existe un gran debate bastante “alejado” de los medios de comunicación en el cual muchos ciudadanos no están de acuerdo con este tratado que influirá en sus vidas o directamente no saben de qué va. En principio se ofrece como todo ventajas: creación de empleo, eliminación de aranceles, productos con precios más bajos, mayor crecimiento industrial…En realidad aun no se sabe cuales serán sus efectos, ya que se notarán dentro de un par de años, el problema radica que tanto sean buenos o malos habrá que “comérselos con patatas” ya que es un tratado en el que nadie vota. Existen muchos detractores del tema poniendo miles de ejemplos de cómo irán las cosas para mal.

Lo que esta claro es que nadie lo sabe, la cuestión es, ¿Qué piensas tú sobre el tema? ¿Tratado sí o tratado no?

Deja un comentario