Crecen Las Tensiones Entre China Y EEUU

—Máximo Simancas—

En los últimos meses, han surgido indicios de que las relaciones entre Rusia y Estados Unidos podrían haber evolucionado de manera desfavorable. A la crisis de Crimea se suma ahora la guerra de Siria, que ha dividido a las dos potencias por su posición respecto al presidente Bashar al Assad. A pesar de la importancia de estas tensiones, existen otras similares que han recibido una menor cobertura por parte de los medios: aquellas existentes entre China y Estados Unidos, que han tenido dos episodios significativos el día 18 de diciembre.
El primero de ellos consiste en la venta de armamento de Estados Unidos a la isla de Taiwán, perteneciente a China pero con una cierta independencia política que la convierte en otro país a efectos prácticos. A pesar de esta situación, los representantes del gobierno han protestado por la transacción, alegando que desde el ejecutivo se desaprueba la venta de armas a una parte del país sin su consentimiento y se ve como un ataque a la soberanía. Estados Unidos, por el contrario, sostiene que ha entregado el armamento a la región de Taiwán para garantizar su seguridad. Algunos expertos señalan que las relaciones entre ambos países podrían verse afectadas por esta venta, llegando a señalar incluso la posibilidad de un conflicto.
Ese mismo día se supo que un submarino chino había llevado a cabo una simulación de un ataque contra el portaaviones USS Reagan en octubre, cerca del Mar del Este. Las autoridades norteamericanas advierten de que esta maniobra viola los acuerdos firmados entre las dos potencias para evitar un posible conflicto en el mar.
Estas dos noticias, significativas por sí solas, no son las únicas que sugieren un aumento de la tensión entre ambos países. Ya ha habido varias situaciones en la que los intereses de las dos grandes potencias se han visto enfrentados: por ejemplo, en la crisis del mar de China, dentro de la que se engloba el incidente del submarino. En esta ocasión, el gigante asiático exige soberanía sobre los archipiélagos deshabitados de las islas Spratly y Paracelso, como hacen Taiwán, Malasia, Filipinas y Vietnam. Estos dos últimos son aliados de Estados Unidos, lo que provoca que este país esté interesado en que se mantengan en una zona con una gran importancia estratégica: se encuentra en una de las rutas por donde pasa gran parte del comercio marítimo mundial. Japón también está involucrado, ya que intenta contener las maniobras militares de China, como han explicado funcionarios del gobierno japonés.

chinayeeuu
Estas diferencias no solo se dan en el terreno geopolítico, sino también en el económico: China ha propuesto recientemente la creación de un Banco Asiático de Inversión en Infraestructura que podría llegar a competir con organismos consolidados como el Fondo Monetario Internacional. 57 países, entre los que se encuentra España, han decidido incorporarse a esta institución, pero Estados Unidos ha rechazado la oferta y ha indicado que desaprueba la creación de esta entidad.
Diversos analistas como Mike Billington advierten de un posible conflicto futuro. Cabe destacar la declaración de la doctora Phillipa Malmgren, antigua asesora de la Casa Blanca, que ha señalado que, según los oficiales de defensa de Estados Unidos, ya existe una confrontación entre este país, Rusia y China. Aunque otros expertos señalan que esta situación es poco probable, resulta de vital importancia conocer la información relativa a un posible enfrentamiento.

Deja un comentario