Concierto de Kakkmaddafakka

-Clara García-

La pasada noche el grupo noruego Kakkmaddafakka volvió a la capital española donde empezaba su gira por nuestro país y que pasará por Sevilla, Granada, Málaga, Almería, Murcia, Barcelona, Zaragoza, Valencia, Alicante y Mallorca. El concierto se realizó en la sala “But” o también conocida como el “Ocho y medio café.” y a ella acudieron más de un centenar de personas que llenaron al completo la sala.

El concierto comenzó con las canciones del grupo telonero llamado Contra que empezó a animar el ambiente con algunas de sus canciones y con las covers de otros ya conocidos grupos del panorama indie internacional. Tras más de media hora de concierto por parte de este grupo llegó la hora de los esperadísimos Kakkmaddafakka, que antes de salir a escena sorprendieron a los presentes con el himno de la Champions Lige. Así, dio comienzo hora y media de concierto en la que la banda se entregó totalmente al público y el público a la banda.

Comenzaron con la canción “Touching” y siguieron con un repertorio de sus ya bien conocidos temas como “Your girl”, “Is she” o “Gangsta. A mitad de concierto la cosa se vino aún más arriba cuando el grupo sacó una enorme bandera con su nombre y Axel Vindenes se quitó la camiseta. Además, hubo varios momentos de risas entre el publico y los cantantes, sobre todo cuando uno de ellos hizo referencia a las pasadas elecciones estadounidenses, y alabó a todos los pueblos hispanos. Finalmente concluyeron con su gran conocido tema “Restless” pero al publicó no le pareció suficiente por lo que pidió un bis mientras coreaba el nombre del grupo, por lo que los noruegos no se pudieron resistir y volvieron al escenario para tocar varias canciones más y acabar con “Forever Alone” y terminar de encandilar al público.

Este concierto deja claro que por muchas veces que este grupo venga a España va a seguir moviendo a la gente, y es que su primera visita fue hace ya cinco años cuando eran unos auténticos críos que comenzaban a moverse por salas extranjeras a las que iban tan solo una veintena de personas. Y ahora con su último disco KMF, y sin ser ya tan críos llenan salas para centenares de personas y no sólo tienen una fecha en el mismo país sino diez como sucede aquí, así la mayoría de los fans esperan que no pase mucho tiempo para que vuelvan a hacernos una visita.

Deja un comentario