¿Cómo afecta al cuerpo la estancia en el espacio?

-Alfonso Perruca-

Tras el regreso del astronauta Scott Kelly, después de estar un año viviendo en la Estación Espacial Internacional, los científicos de la NASA han aprovechado para realizar un estudio sobre los cambios que se producen en el cuerpo al estar sometido mucho tiempo a la ingravidez.

Scott tiene un hermano gemelo, Mark, astronauta ya jubilado de la NASA. Debido a esto, los investigadores vieron que se les había presentado una gran oportunidad para comprobar cualquier cambio producido en el cuerpo de Scott y encontrar si el origen de los cambios era innato o por el contrario adquirido.

Los científicos están analizando y comparando los resultados de las pruebas realizadas a los hermanos, obteniendo información fiable sobre cómo afecta al cuerpo la estancia en el espacio.

La investigación de la científica Susan Bailey se centra en los telómeros, puntas protectoras en los cromosomas, las cuales nos indican la edad celular, ya que cuanto menor sea su tamaño, menos tiempo de vida le queda. Ella descubrió que, tras estar un año en el espacio, los telómeros de Scott habían aumentado su tamaño, y que tras su regreso a la Tierra, estos comenzaron a acortarse de nuevo.

En su investigación, Mike Synder encontró en Scott unos niveles alterados de lípidos que indican inflamación; mientras que en su hermano Mark encontró un aumento de la presencia de un metabolito que mantiene la actividad normal de la insulina.

Por último, Mathias Basner basó su investigación en el rendimiento cognitivo. Encontró en Scott una ligera disminución de la velocidad y la precisión después de su misión de 12 meses respecto de una misión de 6 meses, aunque los datos no apuntan a la existencia de una disminución del rendimiento cognitivo conforme se aumenta la duración de la misión.

Aún queda investigar más para obtener conclusiones definitivas, pero los datos que se están obteniendo están creando un gran interés en la comunidad científica.

Deja un comentario