CENA DE NAVIDAD 2017

-Maialen Santesteban-El 15 de diciembre fue un día muy especial para todos los colegiales. Celebrábamos una cena inmemorable para todos, la de Navidad.No fue una noche como cualquier otra. Este viernes fuimos nosotros al 100% y de alguna manera nos sirvió para darnos cuenta de que empezamos a formar parte de una gran familia que convive (y vive) con nosotros día a día desde que decidimos venir a la capi a allá donde el viento nos moviera.

 

Pero empecemos por el principio. Desde el lunes a la mañana la semana estuvo llena de agobios, contratiempos, errores pero sobre todo ilusiones relacionadas con esta noche que resultó tan mágica. Debíamos decorar el colegio a la perfección, y nadie puede negar el hecho de que en nuestras vidas habíamos visto el foro tan acogedor y precioso como el de aquella noche.

 

Ese viernes a media  tarde, después de haber montado el comedor, se notaba en el ambiente algo que incluso se podía palpar: la gran felicidad que desbordaba el colegio. Poco a poco, la gente fue bajando al comedor con sus mejores galas, no sin antes hacerse un par de fotitos en el photocall tan navideño. Y así comenzó la cena. En ella, tanto veteranos, vicenuevos, nuevos, miembros de cocina y hasta el mismísimo José Vicente disfrutamos como enanos al escuchar esos villancicos que entre pullitas a los nuevos, consiguió que rememorásemos los mejores momentos de estos cuatro meses que hemos vivido en nuestra casa madrileña.

 

Porque, realmente, de eso se trataba la cena, de darnos cuenta de aquello que hemos conseguido crear aquí. Si hace cinco meses alguien me hubiese preguntado como me vería en diciembre, desde luego no podría explicarle con palabras todo lo vivido aquí: el sentimiento de equipo tras un partido jugado o animado, las cenas donde la risa se convierte en tema de conversación, el apoyo recibido por gente que apenas conoces pero te proporciona ese voto de confianza, las conversaciones donde sabes que has descubierto una joyita de persona e innumerables cosas más que supongo que todos estaréis pensando en ellas. En resumidas cuentas, vivir en el colegio.

 

Espero que este 2017 os traiga muchísima felicidad y que la compartáis con todos nosotros.

 

¡Arriba el Santa!

Deja un comentario