Blanca Padilla, del metro a las pasarelas

-Julia González-

Para quien no se haya hecho eco de su nombre hasta ahora, Blanca Padilla es una modelo española nacida en Madrid en 1995 y descubierta en 2014, apenas comenzando la carrera de Publicidad.
Su historia es digna de ser contada y es que pasó de ser una estudiante de primero de carrera a una supermodelo en cuestión de meses. Un viaje en metro fue lo que le cambió la vida.
Como en cualquier otro momento hubiera hecho se sentó al lado de un hombre al ingresar en el vagón. Ella misma ha declarado que éste le miraba mucho y que le parecía extraño pero su opinión cambió cuando se presentó como Ignacio Aysha, un cazatalentos, y le sugirió la posibilidad de que se dedicara a la moda. Aunque le costó varios meses que accediera porque Blanca estaba muy centrada en sus estudios y a su familia no le agradaba la idea, finalmente aceptó tras hacer su primera aparición en un desfile de Albarno.
Tan sólo seis meses después de ser descubierta desfiló en la Fashion Week de su ciudad natal y además ganó el premio a la Mejor modelo de L’Oreal, pero esto sólo fue el comienzo. Fichó por la agencia neoyorquina Next Models Managment, lo que le dio la oportunidad de cerrar el desfile de Dolce & Gabbana en la Fashion Week de Milan y participar en la de París en el mismo año. Sin embargo, por lo que se dio a conocer fue por haber sido seleccionada para desfilar en el show de Victoria’s Secret de Londres en 2014.
Pero como todo lo que sube, baja y eso hizo su popularidad después de esos meses tan ajetreados, los siguientes años fueron más relajados, siguió viajando y ejerciendo de modelo. Al tiempo que todo esto sucedía compaginó sus estudios en los ratos libres. Acudió al programa de Risto Mejide, Al rincón, dónde se dejó entrevistar para que se conociera un poco más como es el mundo de la moda y que no es oro todo lo que reluce. Su nombre dejó de sonar tanto como al principio hasta ahora.
Desde principios de 2017 no hemos parado de verla en las pasarelas más importantes del momento. Sin duda, este año ha empezado fuerte para Blanca. Comenzó con los desfiles de alta costura y terminó con las semanas de la moda, con firmas como Dior, Elie Saab, Max mara, Tommy Hilfiger, o Chanel, dónde ha cumplido uno de sus grandes sueños.
Todo apunta a que, como muestra en sus redes sociales, va a seguir trabajando durante mucho tiempo y a disfrutar de esta oportunidad que la vida le ha brindado, como ella dice.

Deja un comentario