BEBÉS MODIFICADOS GENÉTICAMENTE

– Ángela Uriel-

El científico chino He Jiankui anunció que había modificado genéticamente unos embriones humanos utilizando la tecnología CRISPR-Cas9. Concretamente se trataba dos gemelas nacidas a principios del mes de noviembre de 2018 en las que había editado el gen CCR5.

El gen CCR5 codifica para una proteína que se encuentra en la superficie de algunos linfocitos humanos. Es utilizada por el VIH (Virus de la Inmunodeficiencia Humana) como correceptor para penetrar en la célula huésped. Podríamos decir, por tanto, que es una proteína humana que actúa, en parte, como puerta de entrada para el VIH.

Se trata de, en primer lugar, proceder a una fecundación in vitro y sobre el embrión realizar la edición génica. Cuando los embriones tenían entre tres y cinco días, se tomaron algunas células y se comprobó si la edición había tenido éxito. Según datos aportados por el propio científico, se editaron 16 embriones y se utilizaron 11 embriones en seis intentos de implantación hasta que se logró el embarazo exitoso. En ambos casos no se detectó daño en otros genes.

Se ha generado una gran polémica debido a que la edición genética de un embrión humano tan pequeño conlleva riesgos significativos, incluidos los riesgos de introducir mutaciones no deseadas o producir un bebé cuyo cuerpo se compone de algunas células editadas y otras no editadas.

La tecnología CRISPR-Cas9 sirve para editar el ADN de una manera muy precisa, tanto como una sola letra de esa cadena nucleotídica. Por lo tanto, es obvio que tiene un gran potencial para el tratamiento y la cura de enfermedades. Sin embargo, todavía hay veces en las que no es tan específica como nos gustaría, es decir, que a veces cambia no solo el gen que queremos, sino alguna otra parte del genoma. Produciría, por tanto, mutaciones indeseadas en regiones del genoma distintas a las que se quieren editar. Además, la edición de espermatozoides, óvulos o embriones implica que los cambios génicos realizados pueden heredarse.

Por otra parte, modificar el gen CCR5 pese a que puede proteger frente a infección por VIH, parece ser que también podría comportar un mayor riesgo de otras infecciones como la gripe o la fiebre del Nilo Occidental.

Deja un comentario