Balonmano Femenino (Europa 5 – Mara 4)

— ANE MIREN URIARTE —

Tras el mal sabor de boca que nos dejó el Johnny, llega la primera victoria de nuestras chicas dando más guerra que nunca. El pasado jueves 14 las jugadoras del Europa demostraron sus ganas de superarse. Desde el principio del partido plantaron cara al Mara aunque fue meramente imposible evitar que algún gol se colara dentro de la portería. A pesar del corto resultado que refleja el marcador final, el partido bien pudo tener bastantes más goles para las colegiales del Europa, que pecaron un poco de conformismo ante un rival tan convencional.

imageEn un primer momento, no podían comenzar mejor las cosas para las del Mara, ya que fueron ellas las encargadas de inaugurar el marcador en el minuto cero. En cambio, una de nuestras colegiales no pudo tener la misma suerte, ya que las contrincantes se encargaron de meterle bien el dedo en el ojo para despojarle de su lentilla. La verdad es que en un primer momento parecía que las cosas no estaban de nuestra parte, pues pese a que fueron varias las encargadas de lanzar el balón  a puerta, solo hubo un gol y no fue precisamente a nuestro favor. Segundo gol del Mara. Pero recalco lo dicho: “en un primer momento parecía”, e igual que oro parece plata no es, las titulares demostraron nuestro carácter sobre la pista. No pudo haber mejor ejemplo que la parada que hizo Zulema, que estando sola ante el peligro hizo que la jugadora número seis del Mara se la comiera nada más y nada menos que con patatas. Por si fuera poco el subidón que nos causó ese paradón, apareció Clara con sus magias y marcó dos golazos en un intervalo de menos de un minuto entre ambos.

Con el transcurso del partido no sólo el frío era el encargado de empezar a aparecer, sino que los canticos (ya clásicos en cualquier partido del Europa,) también tomaron su parte en amenizar y dar vida al encuentro. Se produjo el primer cambio de nuestras jugadoras, Olga Hernández dio paso a Carmen Molina. Minutos después se ocasiono el primer penalti de la noche, el cual fue en nuestra contra y el cual no provocó ninguna alteración en el marcador.

La locura llego realmente después del descanso que comenzaba con saque de parte del Mara. Parece ser que en un primer momento se confiaron y decidieron poner a una de sus mejores jugadoras como portera, pero no tardaron mucho en darse cuenta de que las chicas del Europa no ponen las cosas fáciles a ningún rival y decidieron hacer la táctica portera jugadora. Los nervios se palpaban en su ambiente y sino que se lo vuelvan a preguntar a Belén Campos, que por arre o por so no le dejaban demostrar sus artes con tanta buena leñe que le arreaban. Clara a lo suyo y dejando aparte el acompañamiento del balón de Julia, decide que es un buen momento para marcar un gol y dejar el final de la primera parte con un tres dos a nuestro favor en el marcador.

En la segunda parte su portera jugadora fue la encargada de comenzar la parte picantona del segundo tiempo. A beneficio nuestro lanzó y metió un gol, el cual no fue válido. Minutos después se produjo el segundo penalti de la noche, (otra vez en nuestra contra,) el cual fue parado por nuestra portera que dicho sea de paso, es una maravilla. Tiempo muerto para aprovechar las últimas directrices de los entrenadores y claudicar el partido. La ventaja de un gol en el marcador a favor de las chicas del Europa fue disuelta ante el gol de lejos (bastante bueno), transformando el marcador en empate. A pesar de que Zulema González para un par de lanzamientos a portería, se cuela otro gol en la portería del Europa colocando al equipo del Mara un punto arriba.

Fue entonces el momento de Belén Campos que, demostrando sus dotes, al minuto de salir marco un gol. Desde mi humilde opinión, me gustaría dar un consejo a algunas de las jugadoras del Mara. Por favor, si lo que os gusta  es actuar, iros al teatro y dejar el balonmano en paz. image_2

A falta de pocos segundos del final, nuestro fichaje estrella fue la elegida para marcar el último gol de la noche el cual nos llevaría hasta la victoria. Cierto es que la última oportunidad de tiro la tuvieron las colegiales del Mara, las cuales no supieron aprovechar la oportunidad o mejor dicho, no supieron saber meterla.

Finalmente, de este partido solo cabe destacar tres cosas. La primera, fue la notante poca afición pero buena que hizo acto de presencia y amenizó con cánticos el partido. La segunda, fue la poca ayuda que recibieron de la mano de su padre el Señor Jesús las colegiales del Mara ya que, nuestras jugadoras supieron comerse hasta el par de tolmos que tenían en su equipo. Tercero pero no por ello menos importante, fue la capacidad de la portera de parar hasta lo imposible.

Me despido no de otro modo que animando a las chicas a seguir demostrando el carácter que nos singulariza a las mujeres del Europa, e invitando a todo el resto de colegiales a tomar parte de la afición en los próximos partidos. Las chicas y yo os prometemos que merecerá la pena.

Deja un comentario