Abel Caballero: Luces navideñas y estrategia política

-Claudia Diamandis-

El pasado sábado 24, Abel Caballero, alcalde de Vigo, inauguró las últimas fiestas del año encendiendo 6 millones de luces navideñas.

Caballero ya es conocido en Galicia por sus `azañas´ políticas. Dejando el dinero de la ciudad en setos con formas de dinosaurio, polémicas rotondas, olivos, hijos para sus dinosetos o interrumpiendo los conciertos de las fiestas patronales para dar sus discursos.

La última ha sido decorar todo Vigo con luces, figuras navideñas ( iluminadas por supuesto) un árbol de luces led más alto que el del Rockefeller center y hasta una corbata luminosa para su dinoseto. Invirtiendo 635.000 euros y contratando a la empresa que se encargó de la decoración navideña de Nueva York y Dubai años anteriores. Caballero asegura que Vigo no tiene nada que envidiar a capitales mundiales como Tokio o París y que sus luces se verán desde el espacio.

Pero, ¿qué es todo esto más que una estrategia política para ganar votantes? Su comportamiento es casi performático. Su gran entusiasmo y fuerza a la hora de dar discursos y no perder ni una oportunidad para presentar Vigo como una ciudad de primera importancia. La gente lo quiere, de hecho, lleva en el cargo desde 2007 y sorprendentemente, para una comunidad con una población tan envejecida como Galicia, es del PSOE.

Y no solo pretende ganar votantes, si no que ha empezado una campaña de promoción de la ciudad para estas fechas bajo el lema `Imagínatelo y vívelo´. Plantea Vigo como el paraíso navideño ideal para visitar durante las fiestas. Esta campaña ya está desplegada por distintas ciudades españolas y tres ciudades portuguesas principalmente.

Todos nos reímos de su discurso en inglés de andar por casa pero este político no parece dejar nada al azar. Quiere que todos los ojos estén en Vigo, y lo está consiguiendo.

Deja un comentario