Fútbol sala masculino A (Europa 7 – Chaminade 3)

— FERNANDO CRISTINA —

EUROPA – 7       (1-0 Juane min.5) (2-0 Juane min.10) (3-0 Huertas min.17)  (4-1 Junior min.20) (5-1 Junior min.23) (6-3 Huertas min.30) (7-3 Huertas min.34)

CHAMINADE  B  – 3        (3-1 min.19) (5-2 min.27) (5-3 min.28)

Convocados: Nacho, Huertas, Junior, Jesús Martínez, Miguel Haza, Juane

Titulares: Nacho (jugador/entrenador), Jesús Martínez (portero), Huertas, Junior, Juane, Miguel Haza

El Europa se llevó una abultada victoria ante un rival netamente inferior. Pese a ello, no consiguió una ventaja de cinco goles, lo que le habría permitido pasar de fase como primero de grupo. Sea como fuere, resulta realmente meritorio el partido que hicieron estos chicos viendo la ajustado de la convocatoria, con un solo cambio y sin un portero como tal, motivo por el cual se vieron obligados a rotarse en esa posición durante todo el partido.

IMG_6564

Las ansias y los nervios se apoderaron del equipo, y jugaron la mayor parte del encuentro pasados de revoluciones, sobre todo en la primera parte. Pero claro, teniendo los blanquiverdes lo que tienen arriba, prácticamente les da igual todo lo demás, y más aún cuando el rival está tan verde como en este caso. Si hay que ser totalmente sincero, hay que decir que el partido no fue bueno, al menos desde el punto de vista del juego. Lo que si fue es un precioso correcalles, de lo más entretenido de ver, en el que se marcaron nada más ni nada menos que una decena de goles.

El partido comenzó de manera un tanto deslabazada por parte de ambos contendientes, con unos primeros cinco minutos de gran imprecisión y ocasiones para ambos lados. En medio de esta vorágine surgió Juane que marcó tras un rechaze de un disparo de Junior. Tras esto, las ocasiones fueron cayendo más y más de nuestro lado, aunque no fue hasta cuatro minutos después -una eternidad en fútbol sala- cuando por fin Juane consiguió colar otro gol para el Europa. Hay que decir también que en estos primeros compases, Jesus -alias Pajarrata- estuvo muy solvente de portero.

La primera parte siguió con más oportunidades falladas por los nuestros y con constantes cambios de portero. En los últimos minutos, Nacho (espléndido en su doble papel de jugador y de entrenador) envió una providencial pelota a Huertas, quien primero marró la primera ocasión pero acertó y marco tras el rechace. Al filo del final, el Chaminade anotó un tanto tras un despiste colectivo del Europa que les dio alas, aunque afortunadamente el arbitro pitó pronto el final del primer acto.

Durante el breve descanso, el equipo rival reflejaba sus frustraciones pidiendo revisión y señalando que se les estaba poniendo muy difícil un partido ante un equipo sin cambios y sin portero. En la segunda parte, pues, parecía que iban a ir a por todas pero apenas dio comienzo Junior marcó. Eso fue el inicio de cinco minutos de un juego excelente por parte del Europa, que incluyeron una ruleta de Nacho, otro golazo de Junior desde prácticamente el medio del campo y un intento de vaselina -nuevamente de Junior, claro- que lamentablemente no acabó en gol.

Tras este éxtasis, sin embargo, los blanquiverdes tuvieron en apenas dos minutos dos fallos garrafales en los que encajaron dos goles seguidos del equipo contrario. Ello no fue obstáculo para que Huertas marcase a continuación otro maravilloso tanto, esta vez desde la banda derecha. El torrente de ocasiones continuó hasta que nuevamente Huertas (letal durante toda la noche, igual que Junior, firmando ambos sendos “hat-tricks”) puso el definitivo 7-3 en el marcador con todo un chicharro por el centro desde fuera del área.

Los restantes minutos no dejaron más que ocasiones perdidas por nuestra parte, incluyendo una vez más una de Huertas en la última jugada que casi, casi, pudo haber hecho pasar al Europa como primero de grupo.

Del rival poco hay que decir aparte de que el portero fue el único que dio la talla, evitando un resultado de auténtico escándalo. Además, era el único que conocía bien el juego y que sabía como posicionar a los jugadores y dirigirlos.

Pese a que el Europa no haya conseguido el objetivo óptimo, ni mucho menos es para poner caras largas (cosa que tenían varios jugadores al final del choque). Han hecho el mejor partido posible con los mínimos medios, y este proyecto pinta pero que muy bien. El futuro, por el momento, es de color esmeralda.

Deja un comentario