3 muertos tras una explosión en Guadix

– Ana Martínez –

Tres personas han fallecido en la explosión producida el pasado lunes, 12 de octubre en una fábrica de pirotecnia situada en Camino de Lugros, en la localidad granadina de Guadix, según ha informado a EFE la Guardia Civil, tras confirmar que resultaron ilesas otras tres personas que se encontraban en las instalaciones de la empresa. Aunque al principio solamente se hablaba de dos muertes, al final se confirmó la de un tercer trabajador que seguía atrapado.

El ayuntamiento de Guadix informó que en el momento de los hechos, registrados a las 18:30 de la tarde, había seis personas en las instalaciones, tres de las cuales consiguieron escapar a tiempo y fueron trasladadas al hospital por inhalación de humo. Las otras tres quedaron atrapadas en la fábrica, tras el derrumbamiento de la cueva donde se encuentra la empresa. Los vecinos del pueblo, alertados por el ruido de una explosión y la cantidad de humo negro que salía de la zona, avisaron al 112. Además de la maquinaria pesada solicitada para el rescate de los atrapados.

De esta forma, la localidad se ha despedido de Miguel Pérez Carmona, de 30 años, y familiar de los propietarios; Eduardo Huete Gómez, de 52 años, quien estaba realizando su primer día de trabajo en la empresa con un nuevo contrato; y José Morales Aparicio, de 55 años y muy querido entre los habitantes de la localidad accitana.

La autopsia practicada a los cadáveres reveló que su muerte se produjo por un ‘shock’ politraumático por explosión.
No es la primera vez que ocurre algo así en la fábrica. Ya son tres los accidentes con víctimas mortales producidos en este lugar, una de ellas, en 2004, familiar de uno de los fallecidos este lunes.
Los propietarios han llegado a plantearse cerrar el negocio definitivamente. Sin embargo, dicen que pensar eso ahora es algo normal, pero posiblemente su pasión por el negocio les pueda y sigan adelante con la fábrica. De momento se encuentran en estado de shock y no saben explicar qué pudo haber fallado.

La alcaldesa de Guadix asegura que la pirotecnia hacía poco que había pasado las correspondientes inspecciones de seguridad y estaba todo en orden, expresando su apoyo hacia los propietarios de la fábrica.
Al funeral han asistido diferentes cargos públicos como la vicepresidenta del Parlamento de Andalucía, la consejera de Igualdad, y la presidenta de la Junta de Andalucía, quien poco después declaró en una rueda de prensa que ha sido una despedida “muy dura y difícil.” Pasada la misa, los asistentes acompañaron a los coches fúnebres hasta el cementerio de Guadix donde fueron enterrados.
En cuanto a la investigación, aún se desconoce el motivo de la catástrofe. Los Tedax (técnico especialista en desactivación de artefactos explosivos), ya han acabado la expedición sobre el terreno y ahora se encargarán de redactar un informe sobre las posibles causas.
El relevo del caso ha pasado a la Policía Judicial de la Guardia Civil, que continuará con la inspección ocular y con la toma de declaraciones a los testigos, trabajadores y responsables de la empresa.

Deja un comentario